Capítulos

14 de enero de 2018

LOTERÍAS..."perder por obligación"...

Acorde con los momentos de azar que marcan la actualidad, particularmente en Venezuela, el tema de hoy llega escrito sobre un billete de lotería, pero no de cualquiera, sino más bien de los de apuestas menores en sorteos de animalitos,  de raspaditos, o de terminales, de mayor aceptación popular, y en los que  ganancias o pérdidas para apostadores serían de poco valor e  importancia.  

Por el hábito de apostar, con la ilusión de que las cosas pueden cambiar por si solas de la noche a la mañana,  sin grandes esfuerzos, para recibir el año nuevo una mayoría se compró su tiquecito, y se acostó a dormir junto con sus preocupaciones por lo que le pudiera deparar el futuro inmediato a si mismo, a sus familiares y a sus amigos. 







Bajo la consigna de “Aquí no ha pasado nada”, también el régimen refuerza la ilusión del pueblo que acepta los saqueos oficializados como medio de obtener ahora un poco de pan, aunque sabe que vendrá el hambre larga después. El mismo cuento de las empresas expropiadas, por las que comenzaron a faltar hasta llegar a la completa escasez todos los alimentos, medicinas, ropa, vivienda, y la misma educación pública de la que huyen los maestros y alumnos,  y de la privada que fallece por el estrangulamiento de la tiranía.





Sin embargo, a pesar de las sanciones en el extranjero a las riquezas mal habidas de los jerarcas bolivarianos, a los protegidos de militares y de la dictadura  comunista cubana todavía les queda garganta para hacer alegre coro a la “Vida es una Tómbola”, según la celebraba la primerísima Mirla Castellanos, a comienzo de los años sesenta.


Para los que no tienen motivos para bailar ni cantar “La Tómbola”, apenas les queda el consuelo de un pequeño monto por aproximación a los números de los grandes premios de los de arriba. En la lotería bolivariana, las aproximaciones se pagan con perniles si no se pudren en el camino, con costosas cajas “CLAP” con víveres de manufactura dudosa, o con bonos en “petros” cuando se puedan convertir en dinero efectivo,  aceptando además la humillación del registro con el “carnet de la patria”, para completar la esclavización a las “ayuditas” para el pueblo incondicional.


Entre los que cada vez pierden más, se dice que prefieren los reintegros de apuestas anteriores pero desviadas esta vez a los sorteos de los animalitos. Hay quienes creen  que los problemas se acabarán cuando salga el  “mas-burro”, o que terminarán cuando le toque a los “loros parlanchines dialogantes”, o al “Rico Pato” que repartirá su fortuna, o al “Lince” que armará las tropas, o a los “borregos” que se alimentan de la “ANC”. 


Mientras los sueños siguen sin aproximarse a la realidad que golpea al grueso de los venezolanos, la canción que prevalece es la del “Pollito Pío de la Radio”, como se oye a continuación:


El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com







25 de noviembre de 2017

DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS

El  “Thanksgiving Day”, como se conoce en Inglés,  tiene muchos otros equivalentes en diferentes idiomas y partes del mundo, y distintas fechas de celebración que no coincidirían con la del cuarto jueves de noviembre.  Así que, en el espíritu de la globalización que acerca a los habitantes del planeta Tierra sin distingo alguno, la ocasión es buena para rescatar de su médula la invitación a reunir a las familias para la oración conjunta. Para agradecer a la luz creadora esos obsequios que nos dan aliento para vivir cada día, como el aire que respiramos, por ejemplo, o los frutos que se recogen del campo, en una fecha desprendida para la acción de gracias.

El cuarto jueves de noviembre serviría de excepción para honrar, ya crecidos,  aquella conexión original con el cosmos, del que llegó el alma de la existencia de cada quien. En el aterrizaje de vuelta, vendría la fiesta terrenal por contar con gobernantes de naciones afortunadas −Venezuela por fuera−,  donde sí habría ambiente propicio de libertades para cosechar en abundancia alimentos, medicinas, vestidos, que hasta alcanzarían para pueblos con mayor pobreza, pero en los que prevaleciera un poco de piedad por los que sufren hambruna y enfermedades, y se abriera la puerta a la ayuda humanitaria.

"Niño de las Flores", "Aleafar",
Rafaela Baroni (*), 1993, MACSI.

COLECCIÓN FERNÁNDEZ-VALLEJO
Dichosos entonces, los que el pasado jueves se sentaron a la mesa, rodeados de padres, hermanos y abuelos, para comenzar con una justificada alabanza de agradecimiento, y pasar después a la cena en familia con pavo relleno de plato principal, guiso de judías verdes, puré de castañas, salsa de arándanos y tarta de auyama.  Los venezolanos, mientras tanto, agradecerían que su penuria se hiciera llevadera cuando les despierte el sol de la mañana, sientan el calor que eleva el agua a las nubes, de donde regresaría convertida en lluvia, riegue suelos donde las gallinas sigan picoteando y dando huevos−aunque muy costosos−, las vacas leche,  los maizales  granos para la masa de arepas, y “en mi conuquito las flores de los campos, que adornan tu belleza, y brillan tu esplendor”, según el Niño Jesús Llanero” del maestro Simón Díaz. 
(1928-2014). 



El Día de Acción de Gracias es el inicio oficial de la temporada de Navidad en gran parte de la Tierra. La prensa difunde igualmente que hay lugares  con fecha variable como en Corea, que se celebra el “Chuseok”, y se rige por el calendario lunar. Allí es un ritual para recordar a los antepasados, se prepara la mesa con arroz de la cosecha, licor y pasteles del mismo grano. “Makar Sankranti”, en India se realiza en enero. Celebra el final del monzón y el comienzo de otra temporada de cosecha. En algunos lugares de la India se festeja quemando la ropa vieja y disfrutando del pongal, un plato hecho con arroz hervido en leche y cubierto de azúcar y pasas. En otras localidades, los lugareños celebran con miles de cometas de colores.  En Alemania, la fiesta de la Cosecha o Erntedank es el último domingo de septiembre o el primero de octubre y es una manera de agradecer a los dioses por los frutos obtenidos. Los altares de las iglesias cristianas se decoran con frutos, vegetales y cereales. Aparte, se realizan procesiones en las regiones más devotas de Alemania. “Mid autumm Festival” sería el nombre en China. Esta fiesta ocurre a medio otoño chino y se basa en varios conceptos. Por un lado, la reunión de amigos y familiares que agradecen por una exitosa cosecha y, luego, se hace una oración de agradecimiento por encontrar a un compañero. En la actualidad, se realiza el encendido de faroles de colores, bebiendo vino y disfrutando de pasteles.

A cinco días de la llegada de Diciembre, porque ha sido un año de escasas noticias agradables, desde acá se intentará  un cambio de fortuna, comenzando desde ya  a cantar a  la navidad, con la ayuda del Orfeón Universitario de la Universidad Central de Venezuela, "UCV", como se escucha en su interpretación de “Luna Decembrina”

https://www.youtube.com/watch?v=9p3nlsOTyfs


"Luna decembrina" es un aguinaldo de Venezuela con letra y música del compositor yaracuyano Otilio Galíndez, aparece en el álbum “Cantos Navideños”, de la Estudiantina de la Universidad Central de Venezuela. "UCV", y de su Orfeón.

Regresamos el año que viene Dios mediante, o antes si la ocasión lo exigiera . 



¡Feliz navidad y 2018 con numerosas cosas buenas! Fuertes abrazos.


(*) Biografía de Rafaela Baroni

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com







18 de noviembre de 2017

“Cenizos Ciber-Espaciales”

Se trata del nombre que habría ganado una agrupación que opera desde cualquier lugar, favorecida por la expansión de la globalización, de tecnologías y redes sociales, pero cuya finalidad supondría la desunión de naciones, y el malestar de la humanidad, con enredos, desprestigios, conspiraciones  y denuncias falsas.  Quienes utilizarían a “Cenizos Ciber-Espaciales” esperarían grandes beneficios de ese apoyo, aunque bien sabrían que en el mediano y largo plazo les caerán calamidades y malas estrellas a ambas partes. En el diccionario de la Real Academia Española está escrito, que el “Cenizo” es el tipo de gente que “tiene mala suerte o  la trae a los demás”. En criollo son los llamados “empavados” y “pavosos”. De hecho, los cabecillas visibles de esa presumida agrupación internacional están fichados como malhechores perseguidos por tribunales, ya se hallan en cárceles, son adictos del refugio diplomático forzado, o son objeto de vetos y repudios por los gobiernos e instituciones de países libres.

Amuletos antivirus de muy vieja generación, quizás útiles mientras tanto,
contra ataques de  "Cenizos Ciber-Espaciales"

El conflicto creado por independentistas en la región española de Cataluña, permitió registros para calibrar una nueva acción de “Cenizos Ciber-Espaciales”, esta vez tomando partido por la desestabilización de España y de la Unión Europea en su conjunto, con la fórmula del descrédito a sus autoridades nacidas del voto popular democrático. Antes le toco a Estados Unidos en las elecciones presidenciales, a través de ataques contra Hilary Clinton para favorecer la potencial amenaza de Donald Trump, originados en Rusia supuestamente. En el asunto de Donald Trump, ahora mismo, el Fiscal General elegido con su anuencia, ante la Cámara de Representantes ha hecho declaraciones contradictorias, las cuales permitirían creer que algo obscuro sí se tramó con Rusia. En tales circunstancias, mientras se aclaren las cosas, para observadores aparentemente salvos a  distancia, vendría mejor disfrutar de la danza ucraniana Kazachok, que comúnmente se asocia a la tierra de Vladimir Putin, y que sigue en versión del cuarteto ruso “Kalinka”.


Del lado opuesto a las acciones atribuidas a “Cenizos Ciber-Espaciales”, a mediados de semana fue la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, quien acusó directamente al presidente Putin, de entrometerse en elecciones de otros países y de apoyar ataques cibernéticos, además de divulgar “noticias falsas”. “Sabemos lo que está haciendo… usted subestima la capacidad de recuperación de nuestras democracias, la atracción perdurable de las sociedades libres y abiertas, y el compromiso de las naciones occidentales con las alianzas que nos unen”, dijo May.


En expedientes de “Cenizos Ciber-Espaciales” igualmente se incluiría  la hazaña de 2013, cuando Edward Snowden, profesional norteamericano de la computación,  saltó a  la fama como “caballo de Troya gringo” al descubrir documentos de “alto secreto” de la CIA y la NSA (Agencia Nacional de Seguridad) en los periódicos “The Guardian” y “TheWashington Post”, y luego solicitar asilo en Rusia tras su huida de EE.UU. El gobierno de Estados Unidos atribuye ataques cibernéticos a dos supuestos grupos espías rusos, identificados como APT28 y APT29. APT significa Amenaza Avanzada Persistente.


En otro capítulo de la trama o de la conspiración tecnológica globalizada, escándalos más grandes tendrían en el centro a Julián Assange,  australiano,  programador, “ciberactivista”, periodista, fundador, editor y portavoz del sitio web WikiLeaks. Pero también con prontuario de acusaciones por delitos de violación, abusos sexuales y coacción, en Suecia, y consiguientes órdenes de arresto y extradición, y de asilado en la embajada de Ecuador en Inglaterra para evitar enfrentar esos cargos. El expresidente Rafael Correa, quien defendió ese asilo, ahora es objeto de pésima suerte con denuncias de corrupción en su propio país.


Precisamente WikiLeaks y el hijo de Donald Trump,  que repite su nombre, mantendrían correspondencia secreta a través de Twitter desde hace meses, de acuerdo con mensajes publicados este 13 de noviembre por el medio estadounidense “The Atlantic”. La información revela, que al hijo del presidente se le presionaba para que compartiera una diversidad de información como noticias sobre la ex candidata Hillary Clinton, datos robados de la campaña de la demócrata o la declaración de impuestos de su padre. Los mensajes al junior Donald Trump, se parecerían en su desenlace a aquellas cartas desgraciadas que envió “Soledad”, al decir del tema musical compuesto por Enrique Hidalgo, e interpretada por Gualberto Ibarreto.


El tema escuchado se presta asimismo para atenuar con sabor criollo la amargura por la confabulación que orquestaría “Cenizos Ciber-Espaciales” en alianza tenebrosa con el  régimen venezolano, quizás por influencia de sus tutores de la dictadura comunista cubana. Territorio de piratas cibernautas ya sumaría otro añadido a las tragedias que afectan a Venezuela con severos riesgos de salud, alimentación y delincuencia, unidos a eventuales embargos de reservas monetarias, propiedades y ganancias en el extranjero; un paquete tremendo de la peor de las malas suertes para el pueblo entero, como se esperaría en presencia de cenizos.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, colgaría alrededor de 40.000 tuits apoyando a la elite independentista catalana; mientras que el exanalista de la NSA, Edward Snowden, con residencia en Rusia hasta 2020, tuitearía o retuitearía 8.198 mensajes. Venezuela aparece en el rastreo correspondiente de esos mensajes como base de lanzamiento de réplicas y repeticiones de muchos de ellos. La guinda del desaguisado la pone el desvió de fondos públicos venezolanos para financiar ilegalmente a Pablo Iglesias, en sus andanzas contra toda institucionalidad vigente en España. Sin amuletos que protejan del dominio perverso como fin de bandas de cibernautas, afortunadamente por sus propias pisadas criminales en el ciberespacio, es que terminarían delatados esos delincuentes.

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en www.comunicadorcorporativo.blogspot.com













11 de noviembre de 2017

COSIDOS A PUÑALADAS

La expresión aplica al sumatorio de agresiones a los venezolanos, con bloqueos dictatoriales continuados a los derechos a la salud y a la nutrición, a  la ayuda humanitaria de organizaciones y países que se apiadan  de la agonía colectiva; por torturas y secuestros a periodistas que denuncian atropellos, a lesiones en cárceles, persecuciones policiales y militares; en acosos a personas que manifiesten inconformidad con el régimen por la supresión de libertades, y por los arrebatones de la legalidad para usurpar el poder.

Identificado como están ya los verdugos de la población, mediante vetos desde distintas partes del mundo, por derramar tal odio y saña sobre el país entero, por más de dieciocho años; ahora mismo ellos evaden delitos, apoyados en su fraude de asamblea nacional constituyente “AN”,  para desviar los castigos hacia cualesquier ciudadano, excepto a los que causan las verdaderas desgracias desde las filas oficialistas. El régimen insulta a la inteligencia representada en la opinión pública internacional,  con un esperpento de “Ley Constitucional Contra El Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia”, que prevé  pena de 10 a 20 años a quien fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia, aunque se fundamenten en pruebas forjadas o en complacencias judiciales. 

La trama montada por el régimen constituye un arriesgado desprecio a la historia del “Preso N° 9”, quien fue llevado al paredón por haber respondido con desespero a la traición de que fue víctima. La canción del mexicano Roberto Cantoral, sigue en versión de 1960  de la estadounidense Joan Báez.


De tanta miseria no hay quien logre escaparse, ni en grupo ni individualmente. Así, también  resultaría  desesperado el caso de los trabajadores, los cuales están abrumados con tareas extras de todo tipo para poder sobrevivir,  y aumentar ingresos  para la manutención de hijos y demás familiares, debido a salarios que apenas entran, rápidamente se esfuman de sus bolsillos, que parecieran descosidos por el peso de muchas monedas, pero de muy escaso valor a las pocos minutos.

En los archivos periodísticos se guardan registros sobre el aumento del salario mínimo desde 1999.  A partir del 07 de julio del 2000, el Ejecutivo nacional decretó de forma unilateral 34 aumentos del salario mínimo (21 por Hugo Chávez y 13 por Nicolás Maduro)”. Solo en 2017, se acumulan cinco aumentos, y el de principios de noviembre significa un 30% adicional en el salario mínimo, y el sueldo llega a 177.507 bolívares, más una serie de bonos sin incidencia en prestaciones sociales.

Pero, en 2017 la inflación sobrepasará la astronómica cifra del 1000 %, de acuerdo con actualizados estudios. En la práctica, para fines de año, treinta unidades de huevos de gallina podrían llevarse la mitad del ingreso mensual de un trabajador, si antes no desaparecen totalmente por traslados a mercados fronterizos de mayor rentabilidad. Hace 8 meses, el mismo cartón se vendía en Bs.F 9 mil, una séptima parte del monto de ahora.



“La vida no vale nada” …Si al final por el abuso se decide la jornada…es una apropiada estrofa escrita por Pablo Milanés para recordar denuncias de vergüenzas frecuentes,  las cuales serían desapercibidas cuando se vive una comodidad indolente. Aquí lo repite la voz de la gran Soledad Bravo.


La crisis se infla como globo a punto de estallar entre jóvenes y adultos mayores que componen el segmento de mano de obra sin calificación específica, el cual en otra época se auxiliaba con  la oferta de plazas para oficios de limpieza, mantenimiento, de aprendices y demás labores leves exigencias de  escuela o experiencia. Sin embargo, el desempleo se hace corriente entre la gente más necesitada, debido a fuerte disminución de tales posiciones que aumentarían las partidas de remuneraciones a niveles extraordinarios, cada vez que se ordena un aumento sin consentimiento de los empleadores, y el rechazo de dirigentes sindicales

Por otra parte, la reducción de empleos afecta de igual forma a los trabajadores no esenciales, incluso con estudios técnicos y universitarios, por el fenómeno de la desaparición de empresas que son privatizadas y luego se extinguen bajo control gubernamental, o la mayoría que perece por regulaciones de bienes y servicios, sucesivas fiscalizaciones, y trabas para la competencia comercial con márgenes de rentabilidad razonables. En consecuencia, los empleados que logran mantener un pie dentro de las compañías privadas se ven obligados a asumir responsabilidades de los despedidos,  con igual sueldo al que tenían con menos atribuciones; y a agradecer  que se les mantengan en nómina por tiempo mayor.

Venezuela se ha convertido en territorio del éxodo de calificados profesionales, técnicos y obreros de distintas ramas del saber, que abarrotan consulados para intentar subsistir en otros destinos en los  que puedan aterrizar, o terminen cansados tras muchos días de viajes terrestres en buses.

La estampa de “cosidos a puñaladas” que sobreviven a las medidas oficiales de exterminio progresivo, se confunden dolorosamente con las de víctimas de la delincuencia, la cual engorda en forma directa por falta de ocupación y de medios lícitos de subsistencia. ¡Todo se acaba tarde o temprano! ¡Todo tiene un fin!


El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en www.comunicadorcorporativo.blogspot.com






4 de noviembre de 2017

“ORO DILUIDO”

Es la forma de etiquetar los restos en extinción de esa bendición natural que, junto con el petróleo, se escapa por avaricia de mandos insaciables de riquezas, saqueadores para beneficio personal de tesoros escondidos que fueron pertenencia de la nación entera. Cada día se comprueba, con mayor calentura, como el lema populista de “Ahora Venezuela es de todos”, terminaría siendo de uso exclusivo de delincuentes en diferentes niveles civiles y militares, comisionistas y testaferros, públicos y privados.



















“La leyenda del dorado”, viejo cuento de escuela primaria con el cual se hizo mito de una supuesta viveza indígena, frente a ambiciones de conquistadores de hace más de 500 años; ahora vuelve como tragedia de crudo realismo en las fosas oscuras contaminadas de mercurio y cianuro, de contrabando de combustibles y lubricantes; de focos de destrucción del ambiente natural; de tráfico de drogas prohibidas; de explotación física y sexual de hombres y mujeres en las minas; de peligrosas enfermedades; de muertos  y heridos por represión de operaciones calificadas de ilegales, por  posesiones de botín, y por graves accidentes por los riesgos asumidos.

La extensa lista de sucesos de crónica roja perturba la paz de 2 millones de personas decentes que habitan el aurífero estado Bolívar, al sureste, sobre una superficie superior a los 240 mil kilómetros cuadrados.  Sitio de la caída de agua más alta  del mundo, el famoso Salto Ángel, y de una población que todavía se recrea con el ritmo de calipso que les recuerda buenos tiempos de “Guayana Es”, como lo interpreta el grupo “Convenezuela”.


En estos días se descubre la nueva pifia de haber tirado a la basura 1.200 millones de dólares en lingotes de oro, los cuales estaban en manos del banco alemán Deustche Bank, como garantía de una inmensa riqueza que se convirtió en metal precioso derretido, sin que se supiera cómo se gastó, aunque existen pruebas de que no fue en aliviar, siquiera un poco, el hambre, o la falta de medicinas, que se padecen en Venezuela.

Para aumentar los males casi nadie se arriesga a dar más dinero al fiado, porque ahora mismo los cobradores reclamarían  la demora en el pago de 3.500 millones de dólares que Venezuela y su petrolera estatal PDVSA debería solo por intereses vencidos. Tampoco habría mucho dónde pescar para especuladores de los mercados internacionales, debido al retraso, que sumaría otros 550 millones de dólares, en intereses de bonos de la deuda, y  que igualmente repercuten en el encogimiento de fondos de unos y de otros. La falta de confianza en los gobernantes venezolanos pone difícil la orden de arriba de  pagar 1,12  millardos, miles de millones, de dólares del bono Pdvsa 2017, y de lograr un refinanciamiento de la deuda externa.

En tal apuro, si el norteamericano Nat “King Cole” estuviera vivo y fuera contratado como asesor financiero, seguramente habría llamado con su música a “tomar chocolate y a pagar lo que debes”, como la consigna del bodeguero.


En lo interno del país, el oro diluido también se nota en monedas y papel de juguete en la práctica, por salarios mínimos a trabajadores, después de un chorizo de aumentos que asfixian a las pocas empresas que todavía se mantienen cojeando, pero que no alcanza a 4 dólares y medio mensuales; con el ajuste de este primero de noviembre, y según la tasa difundida en el mercado negro,  el único lugar que ofrece cifras diarias sobre valor de operaciones de compra-venta con bolívares devaluados continuamente. 

El salario mínimo es ya tan mínimo, que es el más bajo de América Latina, incluyendo al que ordena pagar el castro-comunismo cubano allá dentro de su isla. El caso de Venezuela, bajo el régimen de la llamada “revolución bolivariana”, repite por aquí  corregida la secuencia del “padre bodeguero,  hijo millonario y nieto pordiosero”.

El oro llevado a  la forma diluida mediante trácalas adicionales llena páginas de crónica roja en la prensa que difunde noticias de las minas de “El Callao”, las cuales padecen la estrofa que en otros tiempos fue alegre, y la cual oímos al principio, de “es mi tierra , suelo rico en oro, con sus cuántas minas que son un tesoro”. Un testimonio fresco lo escuchamos de seguida en breve reporte del periodista César “Solito” Decán, desde el lugar donde se registran sucesos lamentables semanas tras semanas.

























El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, suplemento en el programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, o aquí en www.comunicadorcorporativo.blogspot.com