Capítulos

8 de noviembre de 2013

DOMINGO 7: Guasón Molotov

Una repetida historia de extremismos comunistas es la de imitar al “Guasón” con burlas, descalificaciones y acosos de adversarios por cualquier medio lícito o no, hasta ocasionar muertes sin escrúpulo alguno. Llegado el momento de aferrarse al poder, así mismo recurren a encarcelamientos, deportaciones, exilios forzados, o al retiro de la nacionalidad a gente inocente, pero de pensamiento distinto al de la receta única del “mal común”, que acaba con cualquier libertad. Acostumbrados los extremistas a usar la fuerza, finalizada la posibilidad de persuasión por la contundencia de todo tipo de atropello bajo su yugo, de sus primeras ocurrencias de lucha desleal sale la simulación del juego del gato y el ratón, cuando ya se cree dominado al roedor, aunque igual se le deja correr un poco más, y  este lograría escapar. En comiquitas serias, Tom y Jerry, o  sus autores Hanna-Barbera guardan testimonios al respecto.

En la vida real hay semejanzas con aquellos instintos de gato y ratón, los cuales terminan en revés para el malhechor, como lo fue la burla de Viacheslav Mólotov al pueblo finlandés, en la segunda guerra mundial.  Por radio, el funcionario soviético aseguró que la aviación no estaba bombardeando sino enviando alimentos. Sarcásticamente, los finlandeses empezaron a llamar a las bombas rusas «canastas de comida Mólotov». El ejército finlandés declaró que si «Mólotov ponía la comida, ellos pondrían los cócteles». La inutilización de tanques de guerra de los enemigos, con  cócteles bautizados “Molotov”,  fue la respuesta de Finlandia al precursor comunista del “Guasón”.


Josué Fernández Alvarado


La República Bolivariana (“RB”) como “Estado Dependiente Asociado” (EDA) de la dictadura castro-comunista-cubana, desde sus inicios también copió la tradición extremista del guasón Molotov  importando  al enclave de tierra firme las burlas a los “gusanos” de allá, convertidas en los “escuálidos” de aquí, en temprana muestra patética de tarada subordinación. Una infantilidad patológica, emparentada con el nefasto “bullying” entre escolares que, llevado al plano de adultos, se convierte en delictiva estupidez superlativa, merecedora de sanciones y rechazos aún mayores, incluso legalmente al restablecerse la justicia imparcial.


El uso de etiquetas burlonas para justificar odios y agresiones posteriores a los que se anotan en listas de enemigos, constituiría la verdadera razón de las repetidas necedades de “pitiyanqui”, “apátrida”, “cuarta república”, “conspiradores”. “magnicidas” entre otras, para provocar las risitas fáciles a seguidores, que les evitarían la mala suerte que les prometen desde el gobierno. No obstante la aparente complacencia, fingida muchas veces, en ella igualmente se ocultaría un nerviosismo similar al de los padres que soportan las peores malacrianzas a sus hijos, con la esperanza de salvarse de grandes abusos, y por miedo a las consecuencias de llevarles la contraria.

En “RB” –remedo de dictadura reaccionaria y estalinista muy lejana de sueños y utopías marxista-leninistas–, ya resultan comunes las etiquetas burlonas como señal para iniciar y prolongar procesos judiciales, mediante jueces que aplican castigos por encargos. Iván Simonovis y María de Lourdes Afiuni, son dos de los primeros procesados necesarios para encubrir delitos que ya pagarán los verdaderos culpables, ahora protegidos de inmunidad gubernamental. La lista está por abultarse con diputados víctimas del despojo de su lugar en la Asamblea Nacional, tras la mayoría oficialista que permitiría nuevas arremetidas contra el pueblo. López, Ledezma, Ceballos son apellidos que igualmente abultan esa infamia. En Finlandia llegó el día en que el último rió mejor. Aquí, ¡ya falta menos!
http://www.eldiariodeguayana.com.ve/opinion/1725-domingo-7-guason-molotov.html
http://www.expresionlibre.org.ve/data.php?link=4&expediente=982
 

4 comentarios:

  1. No hay duda, apreciado amigo. También nosotros, más temprano que tarde, tendremos nuestra propia Finlandia.
    Un abrazo
    HG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de los dedos cruzados hace falta que todos empujemos en la misma dirección. Se agradece la adhesión. Abrazos

      Eliminar
  2. A Venezuela hay que re-inventarla, reconstruirla, restablecder sus legitimos valores morales y eticos. En una palabra a Venezuela hay que RE-DIGNIFICARLA. rsm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raúl se que tu voluntad y determinación ayudarán como ningunas en esa empresa. Abrazos

      Eliminar