Capítulos

29 de noviembre de 2016

SERIEDAD “Zero”, por Josué D. Fernández

En República Bolivariana (“RB”) ─por el nombre de panfleto de la dilapidada “Venezuela heroica”─, el guarismo cero (0) ha perdido tanto significado a la derecha,  que a la izquierda  se ha vuelto absolutamente inútil, al menos en su uso en lengua local. Así que el complemento de la SERIEDAD del título va con el inglés “zero”, porque el último disfruta hoy de mayor reconocimiento universal, como añadido de marcas de productos para mantener las figuras, sin esfuerzos. 


En esa onda de obtener beneficios pasando por alto sus costos, asimismo se encontraría desde su fundación el régimen que llegó con el propósito clandestino de secuestrar al país, invadiendo sin pausa cada institución y actividad, y arrellanarse con sus posaderas totalitarias ante la  muy peripatética resistencia del pueblo oprimido. Abusadores como los que más por decretos de fuerza, aquellos han restringido el flujo informativo plural, las nociones de la justicia imparcial, hasta llegar a la destrucción del caparazón de libertades que protege a la verdad, arrastrando con ella a la seriedad que garantizaría las palabras empeñadas entre gente honrada.


La “RB”gemela putativa y a destiempo del “castro-comunismo, ha alcanzado a este rápidamente en sus peores prácticas. Aquí y allá, la propaganda engañosa corre de un lado a otro, con el sello opresor estampado sobre devaluaciones monetarias, cambio preferencial para camarillas, y miles por ciento de diferencia para divisas de alimentos, medicinas y distintos bienes, y servicios del pueblo en general que son de altísimos precios y escasez hirientes. Quiebra de empresas expropiadas al sector privado, desempleo consiguiente, racionamientos de agua y electricidad, y dosificación de prebendas públicas en exclusividad controlada para los incondicionales.


Igual, y propiamente dicho, “de un lado y otro” se ostenta la habilidad y especialización en poner peines a ingenuos, que se exhibe además como primera faceta de los que sueñan con proyectos de sometimiento, con la franquicia de la insurgente cofradía roja mundial. La lista de víctimas recientes tendrá nombre y apellidos en quienes llegarán de diversos países encubridores, para aparecer diplomáticamente compungidos en los que serían los actos oficiales por la muerte de Fidel Castro. Los modelos de casi sesenta años en Cuba, y de aproximadamente veinte en Venezuela, poco representarían como pruebas continuadas de persecución,  y estrangulamiento del mundo libre, por embaucadores de oficio.

Entre muchas argucias de verificación impedida por la oscuridad dictatorial comunista, donde no entran investigaciones de “WikiLeaks”  y de Julián Assange excepto cuando les son favorables  ─bajo protección actual de la embajada de Ecuador en Londres─,  hace días que circula la versión del fallecimiento real o fingido de un Silvino Álvarez, en vez de su doblado caudillo cubano, quien efectivamente habría quedado difunto, pero el 5 de marzo de 2013. Justo en la misma fecha, en que la “RB” anunciaba el deceso de Hugo Chávez, también en la Habana. Quizás las medidas de seguridad extraordinaria por la muerte del golpista venezolano, se utilizarían como mampara para encubrir la del guerrillero cubano. Ahora solo pasearían cenizas de un cuerpo cremado, según lo anunciado.

Leamsy José Salazar Villafaña

Sin embargo, en relación con la defunción del insurrecto de acá, en la DEA de EE.UU. se tiene guardado el relato del capitán de corbeta de la Armada Bolivariana Leamsy José Salazar Villafaña,  quien  reveló que “RB” ocultó la muerte de Chávez, ocurrida a las 19:32 del 30 de diciembre de 2012. Un nuevo expediente de falseamiento de la verdad, con lugar en la isla antillana, tampoco sorprendería a nadie. Mayoritariamente, los cocodrilos en todas partes se deshidratarán de tanto llanto, por el legítimo duelo de los propagadores de odios y resentimientos.


A mis amigos lectores, un gran abrazo por navidad y mis deseos  por un feliz 2017, lleno de amor, en unión de sus familiares. Con el Espíritu Santo de por medio, espero regresar con mis escritos  en Enero próximo. ¡Se les quiere!


Comentario (s):

Cora Álvarez Cumare, Dic 1,

Que gran verdad, tremendo artículo, es imposible leerlo sin que se le encoja el corazón a uno o mejor dicho se le enfríe el guarapo, de tanto y tantas las humillaciones y avejaciones sufridas por la agresión de estos tiranos, que como practicante católica se me hace imposible pedirle a dios que los perdone. Seria un sacrilegio ignorar tantas y tantos muertos que han ocasionado y siguen ocasionando que el perdón ni vale. Dios en su infinita misericordia sabrá que hacerles. Que todos los inocentes asesinados Descansen en Paz y alcancen su gloria eterna Amén.

Héctor Madutro Ghersy, Dic. 2


Hola Buen Hombre. Salud . ...Atinaste de nuevo, purgas el desaliento para estar desocupado . Creo en la  justicia para vivir en paz libre de toda perturbación ... Roguemos por todos los que  hacen posible el rescate de la democracia,  se consolide la Unión para enterrar tanta desigualdad. ... Gracias de nuevo por tus brillantes escritos... perdona que no te llegue al ruedo del pantalón ...  Os deseamos también un aguacero de dicha en unidad familiar y la garua os dé Salud a cántaros ...  ...Reciban.  un fuerte abrazo Querido Hermano ... en los lazos de Luz , Vida y Amor.

Luis Raul Villamizar Baptista, Dic. 5, 2016


"Seriedad 'Zero' " es, aparte de ameno, un trabajo corto, pero profundo. Expone muy bien la mentira como razón de ser de este gobierno al manifestar que el régimen anda en "esa onda de obtener beneficios pasando por alto sus costos". Y hace un recuento muy didáctico de esa invasión al estado de derecho y a los poderes públicos de nuestra olvidada nación. Josué, a través de puntillosos ejemplos, tales como el del informante Leamsy Salazar y el del "impostor" Silvino Álvarez,    nos hace ver el engaño como forma de vivir. El concepto político de "Razón de Estado", de Giovanni Botero, mediante el cual un gobernante toma decisiones (algunas duras) para la permanencia de un régimen, no puede sustentarse en la mendacidad (en lenguaje coloquial, "embuste") para sobrevivir. Josué lo dice.




No hay comentarios:

Publicar un comentario