Capítulos

4 de octubre de 2016

HOY NO FÍO, por Josué D. Fernández (*)

En siete días, tres hechos destacados con repercusión internacional han dado para suponer que más allá de la casualidad, se vuelve a desempolvar el viejo letrerito de pulperías  para alejar a la gente mala paga. En China, Colombia y España, por diferentes causas se ha marcado la reposición de  la era de exigir garantías de fiel cumplimiento, para evitar el desagradable recurso de acreedores de tener que revocar confianzas defraudadas.


Por sus consecuencias en la colonia castro-comunista de la República Bolivariana, la noticia proveniente de China tiene mayor impacto inmediato porque  se refiere a la determinación del imperio asiático de limitar la supervivencia a sus supuestos afines ideológicos de esta parte del Caribe.  El amor que se decían tener, no ha sido suficiente para cerrar más las comisuras de los ojos ante incumplimientos cercanos a hechos delictivos, los cuales merecen repudio nacional e internacional, y resultan difíciles de saldar mediante consignas desabridas entre unos pocos militantes, en plazas medio vacías.

En Colombia, los gritos destemplados de  perdón  y la comparsa de camisas blancas de protagonistas de  adentro y de afuera no pudieron asfixiar la negativa de la mayoría a aceptar un cheque sin fondos históricos para olvidar las andanzas de los Judas de la guerrilla, contra sus propios hermanos y paisanos. En España,  el líder del PSOE que resultó de unas primarias inéditas en 2014, por fuera de la tradición,  llevó a su partido a las peores derrotas electorales, y aún así seguía campante, ignorando la rendición de cuentas por los desatinos.


La información que enlazó a las repúblicas China y Bolivariana sobre el cierre del crédito entre las dos naciones, refirió un monto de 60 mil millones de dólares en préstamos a partir de 2007.  De esa cantidad, todavía se debería 20.000 millones. Al parecer, el régimen local “no puede cancelar esta suma debido a la profunda crisis económica que atraviesa”.

Sin embargo, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, aseguró que el gobierno de China suspendió préstamos a Venezuela por violaciones a la Constitución. “Negativa de nuevos créditos chinos al gobierno se debe a violaciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y por no enviar contratos de interés nacional a la Asamblea”.

Por lo que sea finalmente, ciertamente las noticias frecuentes  entre empresarios locales y extranjeros cuentan de líneas aéreas que cierran operaciones, transnacionales que se mudan,  suspensión de servicios de teléfonos, correos, encomiendas, y comunicaciones en general con pago a destino, devaluación sistemática de la moneda, y anulación de envíos de alimentos, medicinas, otros bienes y servicios con origen en diversos sitios en el mundo. Hay que agradecer el regreso de la vigencia de las alarmas de la desconfianza, que parecían bloqueadas por ilusionistas charlatanes, con fachas de mala paga desde un principio.



2 comentarios:

  1. En efecto, estamos saliendo de un régimen nefasto, son una vergüenza.
    Las tres noticias, son fundamentales para saber que la crisis es global, aún cuando en Venezuela, estamos en lo peor del momento crítico.

    ResponderEliminar
  2. Tus comentarios tienen una indispensable complementaridad ilustrativa. Gracias por hacerte presente. Abrazos

    ResponderEliminar