Capítulos

8 de abril de 2016

DOMINGO 7: LATROCINIO PURO

Una historia de latrocinio -de robos en cualquiera de sus modalidades-, sería el mejor hilo para seguir la pista de una llamada “República Bolivariana” (RB), de 17 años hasta ahora,  instaurada en el mayor territorio del norte de  la América Latina.   Casi todas las bondades dadas de gratis por la Naturaleza, y frágiles emprendimientos de sus moradores,  estuvieron allí  como objeto de botín de llamados revolucionarios de un machacante socialismos del siglo XXI, sin que aparecieran dolientes a tiempo,  y montado en la vieja estafa contenida en el lema  de “cada uno según su capacidad,  a cada uno según su necesidad”.

 Henri de Saint-Simon  es mencionado como el propio autor de esa última frase,  con unos 250 años de pasada de moda, la cual fue prescrita muy temprano por representar al “socialismo utópico”, especie de fantasía sin base material posible para cumplir la promesa ofrecida. Sin embargo, repitiendo el hurto del “marxismo” a aquellas buenas intenciones de Saint-Simon, en “RB” también se recurriría a esa excusa para desplegar un régimen represivo y de controles de la vida ciudadana, promovido igualmente por el castro-comunismo, ambos dispuesto a palo y piedra a que la letra de esa música  penetrara el hueso de los  pueblos bajo su dominio. 

De asalto en asalto, incluyendo reservas del BCV, los revolucionarios de la pacotilla bolivariana se hunden en improvisaciones costosas, porque están igualmente advertidos por Saint-Simon en el sentido de que una “idea no ejecutada es un sueño”; a la vez que Churchill les reta a desmentir que “la miseria es lo único que alcanza para repartir entre todos. Así, encima de estos les caen además diez pesadillas durante noches de insomnes, de brazos cruzados por desastres naturales, por el fallecido; por perderse evento importante; por andar desnudo en público; porque se caen los dientes;  porque les lastiman o les provocan una herida;  porque se pierde a la pareja o a los hijos; por estar atrapado o encerrado en un sitio;  porque los derrocan, o porque les persiguen.


Josué D. Fernández


Da la impresión de desquite por profundo rencor que aliviaría sus torpezas, la anulación en “RB” de las esperanzas y horizontes de progreso de todos, por agresiones del  “Socialismo Siglo XXI”. Su saldo es el de  la mayor escasez de medicinas y alimentos que país alguno rico en petróleo pudiera imaginar; colas interminables a diario de hombres, mujeres, niños y ancianos, para  estirar flacos presupuestos en la adquisición de la oferta reducida de bienes básicos a menor precio, o unirse a las cadenas de revendedores o “bachaqueros” para mitigar desempleo; suspensión de la propiedad de viviendas para los pobres, corruptos sin castigo en cada dependencia oficial, desmejora hasta el colapso de servicios de agua  luz y hospitales, tolerancia del crimen callejero y de la delincuencia, con añadido de jueces motivados únicamente a cuidar prebendas.


Para entender aun más ese socialismo siglo  XXI, el 8 de agosto de 2010, la periodista Vanessa Davies preguntó directamente a Fidel Castro, en la comodidad del trono de su imperio:

— ¿Para mí?, el comunismo, el que el propio Marx definió como comunismo: de cada cual según sus posibilidades, a cada cual según sus necesidades. Claro que estarán por definir cuáles son las necesidades, no las de un avión ni un barco para andar por el mundo pescando y gastando todo el combustible. ¿Eso es de los hombres inteligentes? ¿Te imaginas?, ¿de los hombres y las mujeres inteligentes? —vamos a recordar aquello que dice Chávez, sin cambiar el idioma. Sí, porque yo trato de ahorrar palabras, si en cada una de las cosas tengo que decir los científicos y las científicas, el otro y la otra, se me enreda más de lo que es ya de por sí enredado el modo de explicar las cosas.

La madre de las estafas conceptuales, a plena luz,  la perpetra el propio Fidel Castro al endosar a Marx, por expropiación exprés, la frase de Saint-Simon. Fácil que en la oscuridad, el latrocinio a cargo de monjes de esa misma secta haya trascendido a niveles multimillonarios en los recientes ”Panama Papers”, mencionados en clubes capitalistas, donde se descubre a unos selectos corruptos, y a bancos cómplices del desfalco de cuanto tesoro o caja  existe para borrar huellas, y cambiarlas a nombre de sus ladrones. Capítulos pendientes.







 

2 comentarios:

  1. Y para echarle mas leña a la candela resulta que las mentadas RESERVAS INTERNACIONALES ESTAN MAQUILLADAS, Las reservas LIQUIDAS, efectivas, chinchin, no llegan a $2000 (incluyendo lo que queda de oro.) Las demas estan en "pico de zamuro". Preguntele a Evo, la ex-Cristina, Nicaragua, Ecuador y las Antillas menores y demas deudos.

    ResponderEliminar
  2. Y para echarle mas leña a la candela resulta que las mentadas RESERVAS INTERNACIONALES ESTAN MAQUILLADAS, Las reservas LIQUIDAS, efectivas, chinchin, no llegan a $2000 (incluyendo lo que queda de oro.) Las demas estan en "pico de zamuro". Preguntele a Evo, la ex-Cristina, Nicaragua, Ecuador y las Antillas menores y demas deudos.

    ResponderEliminar