Capítulos

31 de julio de 2014

DOMINGO 7: AIKIDO



Es un hecho poco discutible la invencibilidad –con o sin fraude– del régimen de República Bolivariana (“RB”). En  lo interno, en cuanto a elecciones desde concejales y alcaldes, pasando por gobernadores, diputados y presidente. En lo externo, en todo tipo de  escaramuza que la involucre, como en el reciente incidente con el Reino de los Países Bajos, o en intromisiones anteriores impunes en Argentina, Honduras, Nicaragua, Ecuador, Perú, México, Colombia y las FARC, la Organización de Estados Americanos, y muchas otras de menor trascendencia, montadas eficazmente sobre chantajes petrolíferos y caros auxilios de la dictadura cubana de los Castro.

Más de quince años de expansión de tal potencia nociva, combatidos infructuosamente  con diferentes métodos en distintos frentes, obligarían a salirse de tácticas convencionales para tratar de arrebatarle algún triunfo que abra grietas de vulnerabilidad, aunque luzcan bastante blindadas,  por ahora. En esa búsqueda de alternativas, quizás merezca un chance el AIKIDO,  arte marcial que implica usar la fuerza de un enemigo contra sí mismo, evitando el chocar fuerza contra fuerza. Justo lo opuesto a la destrucción interna de la alternativa opositora  que, aturdida por K.O.,  perdió el foco de dónde se encuentra su real contrincante.


El AIKIDO siempre representaría acción,  y nunca pasmosa pasividad que significaría caer víctima de sucesivos revolcones o componendas de árbitros, como les ha ocurrido a pusilánimes dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (“MUD”). Tampoco es rehuir la confrontación esperando milagrosos desgastes, en un acomodo permanente al acoso de delincuentes, escasez y altos precios de bienes y servicios, corrupción y despilfarros oficiales. Menos implicaría condenar vías alternas a su paralización inexplicable, y en la que los riesgos los corren otros, quedando al descubierto vergonzosas cobardías.  Pero, muy importante, el AIKIDO lleva a una lucha que se resolvería entre dos, descartando cayapas colectivas de lado y lado, dejando también por fuera posiciones descaradas de delegación en los demás la resolución de trances propios que incluyen a cada individuo que comparta igual angustia.

De pura suerte el recoger una lacrimógena y devolverla al lugar de origen podría calificar como inspirado en el AIKIDO, porque el pertrecho de gorilas alineados a “RB”  y similares, con frecuencia escala a dimensiones devastadoras de su uso exclusivo, y a veces concluiría en la demolición final del contendor.  Sin embargo,  aunque sí constituye un ejemplo práctico de cómo aprovechar la fuerza del otro,  la pelea contra gente armada a menudo terminaría en derrota de los débiles desarmados, cuya simple fortaleza reside en poner el pecho para enfrentar injusticias.

El AIKIDO inspira al hallazgo de  la fuerza recurrente del adversario, para intentar apoyarse en ella y doblegarle a pesar de pronósticos desfavorables.  La “RB”, gracias a sus títeres muy bien pagados, financia  una plataforma de opinión, de propaganda de la mayor penetración internacional, la cual repite verdades incompletas de triunfos electorales y de la mejor calidad de vida de los pobres bajo su interesada tutela. Los publirreportajes de la “RB” amenazan con penetrar en despistados países, incluso España, manteniendo el discurso que atonta al tercer mundo. Anteriormente faltaban las redes sociales para advertir globalmente y al instante sobre la propagación de mentiras con empaque de credibilidad. Hoy, Twitter, Facebook, ayudan a revelar las miserias que conlleva el “Socialismo del Siglo XXI”.



25 de julio de 2014

DOMINGO 7: Ruines, ruinas


La Tierra cuenta con lugares de excepción que serían constancias de grandes desarrollos de civilizaciones anteriores,  los cuales quedarían truncados por erupciones volcánicas, terremotos, deslaves, inundaciones, y su enterramiento por sedimentación de suelos hasta emerger de nuevo  por empeños expedicionarios, bien remunerados. Más recientemente, también se podrían contar ruinas de  guerras expansionistas en sitios abusados por invasores, pisoteando derechos humanos. 

En el siglo XXI, sin embargo, se consolida una insólita categoría de depredadores que menosprecia la hermandad y legado común con sus presas. Constituyen los casos de dictaduras al estilo cubano y afines, afincadas en un comodín  para espoliar riquezas, luego de acallar críticas  y la información libre, así como esclavizar y empobrecer por la fuerza a naciones enteras. Resultan de frentes parasitarios  sobre  pelotones ruines,  propagadores de ruinas hechas chatarras, solo  apetecidas después por especuladores que pagarían barato rescate, muy por debajo de precios de gangas.

La visible soga al cuello de República Bolivariana (“RB”) a causa de malversación, despilfarro y corrupción por quince años, daría pistas sobre la parte que salió perdiendo, quizás hasta la poca dignidad que le quedara, en la aceptación de unas 400 obligaciones atribuidas por ahora al descomunal fiado chino. En dólares en efectivo, seiscientos mil barriles DIARIOS de petróleo, a corto plazo creciendo al millón, desaparecerán como ingresos frescos para el porvenir, y hasta no se sabe cuándo. Que se haya declarado, se trataría de saldar 40 mil millones de dólares recibidos hasta ahora, que incluirían en retribución hasta un satélite con siglas de “RB” para afianzar el imperio chino en el espacio. 

En la caza de otras ruinas en liquidación, el régimen cubano también se añadió a la ronda de negocios chinos esparcida y afianzada en Latinoamérica  este mes de julio de 2014. El  beneplácito en los dominios de la dictadura de Fidel y Raul Castro, sin importar cuotas de cesión de soberanía como respaldo de cada compromiso contraído, estuvo referido a la constatación del olvido de viejas ofensas a los chinos, provocadas desde allí. En 1978, en Cuba se llamó la “traición de China” a las reformas económicas de Deng Xiaoping. En Angola y el Congo, los cubanos atacaron con metralla a las tropas de Holden Roberto y Mobutu Sese Seko, aliados de China. 

Del lado de “RB” hay desesperación oficial por la fuerte frustración popular debido al desabastecimiento de alimentos y medicinas, aumento general de precios de bienes y servicios, y desbordamiento de la inseguridad por crecimiento de acciones delictivas, y represión  de las protestas. Como si de un mal menor se tratara, del pan chino de hoy que además golpeará con  hambre el mañana, se han omitido sus daños en el empleo de obreros criollos de la construcción a cargo mayoritariamente de asiáticos, así como su abrumadora presencia en el tendido de vías ferroviarias, o en la entrega del mercado local a la  producción importada de igual origen que agranda sus fortunas, mientras aumentan los pobres de aquí.





18 de julio de 2014

DOMINGO 7: “Sacudón”


En términos de violencia son bastante parecidos un sacudón, un jamaqueo, un derechazo o el más vulgar coñazo, en cuanto a brutalidad descargada sobre otros, casi siempre de manera ventajista. Con esas prioridades salvajes permanentes en las cabezas de quienes rigen en la República Bolivariana (“RB”), semejante tara tenía que prevalecer para denominar al conjunto de revisiones que anunciaría el régimen el martes 15 pasado, al mediodía, aunque al final terminaría siendo objeto de evasiones y aplazamientos.

Como mujer habitualmente maltratada, con ojo morado y huesos rotos tras casi 16 años de azotes parejos, la nación estaría callada soportando castigos sin entender a veces dónde y cuándo falló, o quién y por qué tomó provecho de ella hasta esclavizarla. Indudable caso –colectivo– de violencia de género tendría carácter eterno, al no preverse su condena en la “Ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”, la cual recibió ejecútese en marzo 16 de 2007.



El “sacudón” que asomaba amenazante quedó para mejor momento, y la mujer maltratada hace cálculos infelices porque tal vez se olvide la pela avisada, se cambie por torturas graduales menores, o aun reciba perdones como en tantas ocasiones en que el marido volvió arrepentido a decirle que los abusos no se repetirían. De esas cosas no se sabe claramente por el temor de las victimas a confesarlas, pero hay relatos sobre la culpa que se echan sobre ellas mismas por provocar la paliza, al hacer perder los estribos a sus atacantes, cuando ellos en realidad por amarlas demasiado, solo deseaban escarmentarlas por bien suyo.

El expediente de atentados contra la mujer, tras el andamiaje de “RB”, alcanza por extensión a medio país que aguanta callado, aunque se cuenta a algunos responsables individuales apresados in fraganti, por lo general en medio de escándalos pasionales. El promedio de denuncias e investigaciones sería apenas de un 2%. Sin embargo,  resulta descomunal la impunidad para  causantes de los peores daños los de carácter masivo, derivados de órdenes de represión y exterminio de manifestantes. El suicidio del boxeador Edwin Valero, el día después de asesinar a su esposa, tipifica la primera lista. En la segunda, únicamente aparecen nombres de  mujeres agredidas públicamente,  debido a complicidades para encubrir a agresores.


Cuando la violencia del “sacudón” se haga realidad finalmente ahora aplazado para agosto,  los más conformistas comprobarán una desgracia mayor porque el régimen genocida sentirá que sus privilegios siguen esfumándose. Desde 2002, quizás antes, crecieron los  moretones sobre cuerpos y dignidades de mujeres pisoteadas, constatados por Elinor Montes, María de Lourdes Afuni, Marvinia Jiménez, María Corina Machado. De máxima gravedad, por acción y omisión,  las defunciones de  Geraldine Moreno Orozco, Glidis Karelis Chacón Benítez, Doris Elena Lobo, Gisella Rubilar, Mariana Ceballos, Génesis Carmona, María Julieta Heredia, Luzmila Petit de Colina; y la de Adriana Urquiola, de cuya muerte con 5 meses de embarazo, se incrimina a Yonny Bolívar, alias “Capitán Bolívar”, escapado de “RB” con consentimiento de funcionarios.


10 de julio de 2014

DOMINGO 7: “Secuestro Exprés”


Los cambios aplicados en evaluación de la educación oficial obligatoria de República Bolivariana (“RB”) –quizás con piadosa intención pero dolorosos resultados– han coincidido con un mayor número de alumnos que salen de aulas públicas, sin formación de utilidad social. A su vez, el aumento de miembros de pandillas juveniles de malhechores, y el acrecentamiento de robos, asesinatos, sus modalidades, horas y lugares para atentar contra las personas y sus bienes, penetrando inclusive a organismos policiales de supuesta defensa ciudadana.

En consecuencia, la expansión de la red de cajeros automáticos a nivel de calles, ocurrida en los 16 años que lleva de fundación la “RB”, también se presta para incorporar al atraco fácil a los más inservibles de esas promociones apuradas de noveno año de “escuela básica”. Cuando la soledad o la oscuridad llenaron las cercanías de aquellos dispensadores de dinero, entonces apareció la oportunidad prolongada de acciones delictivas no conocidas antes, destapando el botín del “secuestro exprés”, con tela suficiente para montar la taquillera película nacional de 2005, del mismo nombre.



El “secuestro exprés” viene operando en “RB” en diferentes bandas, siendo otra de ellas de mucha crueldad comprobada, la ubicada sobre la educación tutelada por el estado mediante cambios a la evaluación tradicional, para quitarle peso al esfuerzo de estudiar, de aprender fundamentos de una vida de bien orientada a profundizar conocimientos, al trabajo honesto, y al respeto a sí mismo y a los demás. La condición de “aplazado” o “repitiente” fue desapareciendo, con normativas para hacer un examen idéntico tantas veces como necesarias, hasta que cualquier alumno acreditara el logro de un objetivo parcial, sin necesidad de demostración posterior de contenidos acumulados. Por ejemplo, se escribiría la “a” y sucesivas letras después, en solitario, sin probar nunca que se entendía el abecedario completo.

La educación informal igualmente cayó víctima del “secuestro exprés” a partir del 2000, con la prédica del Presidente de la República, utilizando todas las emisoras de radio y televisión,  y según la cual “robar por hambre no es pecado”. Desde ese instante, el hambre penetró los diferentes recovecos del régimen como perdón redentor de la corrupción, y la anulación de su castigo se extendió al sistema judicial garante del cumplimiento del pensamiento de su primer comandante. La “RB”, junto a sus regentes del imperio de Raúl y Fidel Castro, de repente se convirtió en la mayor coalición de hambrientos del mundo entero.

La fase complementaria de “secuestro exprés” de la educación formal, totalmente inoperante ya para contribuir a la capacitación indispensable del relevo poblacional, se hunde ahora en la pretendida obligación del uso, comenzando en la etapa inicial, de cartillas de ideologización comunista copiadas de la dictadura cubana. Aunque milagrosamente despareciera el “Salvajismo Siglo XXI”, el país tendría dificultades gigantescas para reponerse del acoso delictivo, antes de crear a mediano y largo plazo las fuentes estables de empleo para mano de obra calificada o falta de ella; superar las flaquezas severas para seguir estudios técnicos o universitarios; erradicar la impunidad en tribunales y cárceles; y mejorar la acción disuasiva y combativa de los organismos policiales.


3 de julio de 2014

DOMINGO 7: Clausurados


Vistos los desmadres bolivarianos contra la memoria y el legado histórico republicano hasta 1998, una vez que se consuma en su propia salsa el salvajismo “Siglo XXI”,  habría que desagraviar a la Nación con una nueva fecha para conmemorar la verdadera independencia. De paso, se aprovecharía para corregir la falsedad de la firma del Acta el 5 de julio de 1811, y reponerse de todas las pifias de vuelta a la opresión colonial, llevadas hoy al extremo de sumisión incondicional, por entreguistas al imperio dictatorial y tercermundista del castro-comunismo.


Después de la profanación de la tumba de Simón Bolívar, una de las tres divinas personas en el altar de la “Patria” –junto a Hugo y Fidel–, los excesos posteriores serían de completa irrelevancia. Incluyendo la sucia manipulación de los causantes de la segunda gran colonización del país,  repitiendo cada año la apertura del Arca del Acta de la Independencia, en el Salón Elíptico de la Asamblea Nacional, sin reparar en el candado comunista-cubano que anuló aquella gesta.


A ritmo de eclipse progresivo de libertades, la calcomanía de CLAUSURADO se ha vuelto familiar como distintivo de campañas de cuanto “poder popular” existe en República Bolivariana (“RB”),  siempre de descomunal carácter selectivo para arremeter contra operadores privados disidentes, y brindar protección y despeje de competencia a quienes hacen ganancias con fondos públicos. La efectividad de tales operativos para remediar evasión fiscal, especulación y malestar social, queda desacreditada con el mayor déficit presupuestario por corrupción y despilfarros continuados; la más alta inflación en economía controlada por el estado; desabastecimiento de servicios y productos indispensables; quiebra de empresas, y desempleo creciente.

Semejante saldo de exterminio metastásico -avaricia rompe saco aparte-, solo podría atribuirse en sano juicio a la obra de desquiciados, o de individuos de comprobado desarraigo de este suelo, porque quizás no tendrían común gentilicio con aquel pueblo al cual estafan y parasitan sin escrúpulos; ni madre, padre, hermanos, hijos u otros parientes con raíces de árbol familiar autóctono de allí. Tamaña hipótesis ciertamente se nutre de sospechas sobre el jefe de la “RB”, de partida de nacimiento desconocida; pero se confirmaría en el caso de Jorge Giordani,  italo-dominicano-venezolano, quien impondría líneas de tierra arrasada, finalizando su gestión muy pocos días atrás. Ninguna duda se plantearía en la actual dominación comunista cubana, intentada desde finales de los años 60 con ataques guerrilleros, pero consentida luego por aclamación bolivariana.

CLASURADO reza en la apretada mordaza para asfixiar diálogos, protestas estudiantiles, educación libre de ideologías; autonomía universitaria; descentralización, justicia y demás poderes estatales; a la televisión, la radio y la prensa independientes; al derecho a la información; a elecciones con árbitros invulnerables a presiones ventajistas. CLAUSURADO es el tránsito ciudadano impedido por la presencia de delincuentes extendida a hospitales y asesinatos de ancianos indefensos. CLAUSURADO ya comienza a heder muy fuerte, al acercarse a sanitarios públicos, en los cuales se siente la excusa inminente de la escasez de papel higiénico y agua, indispensables para socorrer urgencias de transeúntes. La dictadura toma calle al desbordarse de sus cloacas.