Capítulos

3 de abril de 2014

DOMINGO 7: RESACA



Después de Febrero 2014 la vida no vuelve a ser igual en República Bolivariana (“RB”). Estudiantes en  los estados universitarios de Táchira, Carabobo, Zulia, Mérida, Bolívar, Anzoátegui, Nueva Esparta, Lara, Aragua y Distrito Capital, aunque con trágico saldo de muertos, torturados, heridos, y encarcelados, mediante valientes protestas estarían intentando derrumbar la verdadera e inmensa gran “guarimba” levantada y blindada por el régimen. Los más jóvenes han optado por una riesgosa resistencia, para impedir el bloqueo total a importantes libertades ciudadanas.

Las “candelitas” estudiantiles descalificadas así para arremeter contra ellas  con armas de guerra camufladas, y bandas paramilitares, sin embargo se mantendrían como atrevidas refriegas en defensa de sustanciales derechos perdidos o en riesgo de desaparición. Estos muchachos inmortalizan a su generación al enfrentar a pecho limpio el incendio y destrucción de un país entero, provocados desde 1998 por allegados al dominio privado de Raúl y Fidel Castro, consentidos por reconocidos vendepatrias del lugar.



Una simple resaca, quizá de “botellón a la española” en primavera, sería todo lo que miran ahora quienes ya aspiran a recobrar su mayor felicidad, limitada a vías despejadas de inoportunos retrasando el tránsito de automóviles. Atrofiados sentidos habrían unido a algunos opositores con la totalidad oficialista, al ignorar cruzados de brazos la propia guarimba judicial de barbarie superior que desconoce inmunidad a la diputada Maria Corina Machado, encarcela al dirigente Leopoldo López, destituye a alcaldes en violaciones constitucionales reiteradas, criminaliza la protesta, y deja morir a Iván Simonovis. La misma que permitió escapar al asesino de Adriana Urquiola, pero detiene al instante a quienes actuaron en defensa de agresiones verbales a una mujer, a cargo del hazmerreír reciente perdedor de la alcaldía de Baruta. 

Como lo cantaría Joan Manuel Serrat: “Y con la resaca a cuestas, vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas...” Para los que ya celebrarían el aplastamiento brutal de las protestas de  2014, vencida la contraparte, se despejaría el freno puesto a otras portentosas “guarimbas bolivarianas” que seguirían su curso, habilitadas con superpoderes vigentes. Recrudecería el desabastecimiento de alimentos, medicinas, repuestos, y materias primas. Aumentarían bloqueos al poder adquisitivo del pueblo con el alza de precios de artículos de primera necesidad, la devaluación, la falta de divisas para remesas a familiares, compras y viajes indispensables al extranjero. Regresarían a la vez las aniquiladoras barricadas a libertades  esenciales con las comunas, controles a la educación, quiebra de medios informativos, y candado a la expresión sin mordazas ni bozales. La tiranía enclaustraría diálogos, y  negociaciones que no fueran en su exclusivo provecho.

Demasiados bofetones y puñaladas traperas en reserva amenazando a la convivencia, la paz y la reconciliación, impedirían predecir una retirada general a dormir en el supuesto de solo una incómoda “resaca a cuestas”. Con claridad cierta, la impresión actual es que se podría acompañar al cantautor en su estrofa de “Gloria a Dios en las alturas, recogieron las basuras de mi calle, ayer a oscuras...” hasta ahí quedaría bien sin anticipar que “el sol nos dice que llegó el final”, y menos aún que “por una noche se olvidó que cada uno es cada cual...” Definitivamente, no ha habido fiesta, tampoco resaca, aunque sí cenizas reacias al viento mientras prevalezca el totalitarismo traído de Cuba.

http://www.eldiariodeguayana.com.ve/opinion/4546-domingo-7-resaca.html
http://www.expresionlibre.org.ve/data.php?link=2&expediente=1059
https://twitter.com/jodofeal


No hay comentarios:

Publicar un comentario