Capítulos

13 de febrero de 2014

DOMINGO 7: Vuvuzelas


A mayor soledad, mayor miedo, y también mayor necesidad de ruido para callar a los fantasmas que rondan el cerebro, se presienten cada vez más cerca, o aturden la conciencia. La rutina ensordecedora urbana, de todos los días, ha hecho insignificante el recurso del silbido con el que se acompañaban en el pasado los caminantes por sitios desiertos y oscuros. De la Serie del Caribe 2014 finalizada hace una semana en Margarita, todavía resuena el inútil estruendo artificial de “vuvuzelas”, con el que el régimen pretendía ahogar una temida descomunal pitaza y abucheo en las gradas, tributada al personaje excelso escogido para inaugurar aquel certamen. 

En la transmisión del show, en vivo y en directo, por las emisoras de radio y televisión fue revelada la  comedia barata para falsear el rechazo popular a dirigentes de la República Bolivariana (“RB”), mediante el desparpajo infantil de reproducir una segunda parte de los rugidos de elefantes o de abejas gigantes, al igual que el desconcierto de “vuvuzelas” del Mundial de Futbol Sudáfrica en 2010.


No obstante los repetidos fracasos de esas operaciones de simple utilería, las cuales pretenden tachar y esconderse a ellos mismos las realidades fuera de control en “RB”, la desproporción sonora de vuvuzelas parece representar la estrategia común para profundizar el caos, la incertidumbre en aumento, y la pérdida definitiva del rumbo institucional garante de libertades ciudadanas, y de bienestar colectivo. El diálogo vital entre las partes ha quedado como vulgar sátira, ante la total ausencia de señales efectivas de reconocimiento a la oposición que representa a más de medio país, por parte  del gobierno y de su monopolio -ya ilegítimo- de toda instancia del Estado.

Añadidos a la miserable manera de diálogo oficial, de la misma boca de sus máximos exponentes de los poderes ejecutivo y legislativo, a principios de semana se difundieron en el conciliador programa de “Con el mazo dando”, conducido por el Presidente de la Asamblea Nacional en la estación propagandística de TV del Estado, en monólogos de “yo con yo” con acceso negado a cualquier otro ciudadano: Las manifestaciones estudiantiles en progreso tendrán feroz represión, los detenidos sin proceso previo serán enviados a cárceles de presos comunes; quienes las dirijan sufrirán inhabilitación de por vida; vendrán nuevos cierre de televisoras.
  
Mientras tanto,  salir a las calles tropieza con la violencia e inseguridad, y con la gravedad del desabastecimiento de los mercados de alimentos de primera necesidad, medicinas, bienes y repuestos con insumos traídos del extranjero, cierre de ensambladoras de vehículos, cancelaciones de vuelos y retiros de aerolíneas internacionales, bloqueos del control de cambio que asimismo desaparece divisas para sostenimiento de estudiantes en el exterior, viajes, o remesas a familiares.  Con tal derrumbe en plena metástasis,  el Jefe de “RB” asegura que “ninguna fuerza política no podría gobernar el país siquiera 24 horas, pues no tendrían el piso político y de pueblo sustentado por esa mayoría que sigue los lineamientos que dejó el fallecido primer mandatario, Hugo Chávez”. Faltó la reposición final de Después de mí, el diluvio, atribuida al rey de Francia Luis XV (1710-1774). ¡Que suenen más alto las vuvuzelas! Pura bulla, pues.

http://www.eldiariodeguayana.com.ve/opinion/3870-domingo-7-vuvuzelas.html
http://www.expresionlibre.org.ve/data.php?link=4&expediente=1037

https://www.facebook.com/pages/Newpressnow-Blog-Informativo/514344001930210

https://twitter.com/jodofeal


No hay comentarios:

Publicar un comentario