Capítulos

25 de octubre de 2013

DOMINGO 7: Ciegos desahuciados


De la “guerra económica” que estaría sufriendo la República Bolivariana (“RB”)  ya se tendrían identificados a “los que están por detrás”, al parecer según imágenes parcializadas y distorsionadas de las cámaras de vigilancia del Palacio de Miraflores, desde donde despacha el actual dirigente del régimen, subordinado a la dictadura castro-comunista-cubana (“CCC”).  Habría que revisar ahora por el lado opuesto de esa grabación, a ver si se descubre a los cabecillas más importantes de dicha guerra, que serían los que la sostienen “por delante”.

El que “Fedecamaras”, Consecomercio y Venamcham” fueran por detrás – a decir del regente – no apuntaría seriamente al problema de fondo, más bien buscaría despistar, porque ninguna de esas organizaciones tiene sucursales en el imperio “CCC”. Pero allá, la guerra sostenida contra el pueblo de la Isla mata a la gente de hambre,  de servicios públicos en ruinas,  de falta de ropa, de bolsillos vacios, y  de la exclusión de los privilegios con que cuentan seguros los forzados camaradas, milicianos, y hasta los “pioneritos” aún sin uso de razón.


 
Quienes sí perjudican en abundancia a los venezolanos, chupando parejo al frente de la “guerra económica”, empezando por los de adentro, viven sonrientes como beneficiados a manos llena de dólares robados de la venta de petróleo, con precios altos como nunca desde 1998. También a los que cobran comisiones por compras para el gobierno, contratar obras, adquirir aviones y armamentos. Desde el extranjero, los fondos bolivarianos se agotaron en la lista de aprovechados que intercambian baratijas con sobreprecios por petróleo barato, unido al colmo de la costosísima dependencia de la insaciable dictadura “CCC”, la cual ha logrado prolongar su agonía  timando a sus subordinados que se hallan por aquí en el poder.


El problema de hacerse el loco, de taparse los ojos a la realidad, quizás no pasa de una tontería cuando se juega únicamente la credibilidad de quien nunca la ha tenido; pero ofende a todos los otros al darles tratamiento de pendejos, sin respetar la buena fe de muchos que le brindaron apoyo en busca de mayor honestidad y decencia. Es cierto que “es preferible ser ciego que tener vista y no ver.” Disgusta en grande a unos y a otros, que el rey se quiera pasar por tuerto, confiando en que los demás forman parte de un país de ciegos.   

Con la puñalada artera de más corrupción para doblegar al diputado 99,  la “Ley Habilitante” servirá de escudo para continuar con los pésimos resultados de las cuatro leyes anteriores de igual calaña, y ganancias de los que siempre empeoraron las cosas sin hallar remedio para nada. La guerra sostenida contra el pueblo de la “RB” durante 15 años, como en  “Isla de la Felicidad”, por 55, se mantendrá matando a la gente de hambre, de servicios públicos en ruina, de falta de ropa, de bolsillos vacios, y  de la exclusión de los privilegios con que cuentan seguros los forzados camaradas, milicianos, y hasta los “pioneritos” aún sin uso de razón. Hay que espabilarse para evitar caer en la categoría de ciego desahuciado, en la perdida lucha de la clase pobre contra los ricos, que ya les ganaron la batalla bajo protección del gobierno bolivariano.

http://www.expresionlibre.org.ve/data.php?link=4&expediente=969 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario