Capítulos

22 de marzo de 2013

DOMINGO 7: As de Espada


De tanto jugar “truco”, entre “la mentira” y “el rabón”, los dirigentes de “República Bolivariana” (RB) ya vivirían resignados a aceptar que solo el valor del As de Espada se mantenga, sin perder propiedades. Es que, en esa materia de filos metálicos, hasta hay avergonzados de la genialidad pasada de regalar ofensivamente ciertas copias de “la espada del Perú” que perteneció al Libertador, porque muchos se preguntarían cómo se resolvían así las calamidades del pueblo.

Alrededor de un millón de dólares se ha pagado a una empresa de Toledo, España, por las mencionadas copias, en contraste con realidades que  revelan dolor en el bolsillo de la gente, tal es el empujón al foso del cambio de bolívares a otras monedas, como al peso colombiano por ejemplo, que en 1998 por un bolívar de aquellos se recibían ocho (8) pesos, y ahora pedirían doce (12) bolívares ex-fuertes por peso.


El as de espada representa la baraja cimera para jugadores de truco, pero su imagen solitaria también constituiría un fetiche casi enloquecedor para otros.  Antes de que se intentaran convertir fantasías de los uniformados del régimen de la “RB” en alimento de los más pobres, las copias de “la espada del Perú” estuvieron reservadas para quienes ascendieran a general de brigada. Luego vino un ex-teniente coronel golpista como primer mandatario, el cual desenfundó como nadie antes la espada original, e hizo de sus réplicas una edición dedicada a dictadores del mundo. 

Tal vez para subrayar intenciones de retener el poder mientras el cuerpo aguantara, la espada serviría de medio para emparentarse con tiranos de ostensible antigüedad y prontuarios de terror, persecuciones y desapariciones, entre los cuales se incluyó a Muammar Gaddafi, Robert Mugabe, Alexander Lukashenko, Vladimir Putin, Raúl Castro y Mahmoud Ahmaniyehad. Por esa adhesión a la cultura de la muerte, no se dejó por fuera al diseñador del fusil de asalto AK-47, Mikhail Kalashnikov, en ocasión de cumplir noventa años de edad.

Ahora, a falta de capacidad maniobrera y de la voz impertinente, el gobierno provisional de “RB” montaría una cábala oportunista que supondría el voto seguro de idólatras que este 14 de Abril delirarían con los once (11) años del retorno al poder de su último presidente electo en votaciones directas, tras haber renunciado el 11 en medio de una marcha popular gigantesca. La efemérides se calcularía suficiente motivo para seguir aguantando inseguridad, malos servicios, aumento de alimentos y medicinas, etc., hasta el 2019.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario