Capítulos

29 de marzo de 2013

DOMINGO 7: Antiguallas

Para entender de qué se trata el discurso del candidato del régimen de “República Bolivariana” (RB) sería necesario escudriñar el “ADN” de los radiecitos portátiles a pilas y transistores, de gran utilidad para quienes ya tenían  hijos en los años 50, y los usaban como distracción para la playa o el campo, o para seguir los juegos en los estadios.  


Quizás en esos circuitos primitivos se encuentren pistas de las raíces originales de “camarada”, “patria o muerte”,” imperialismo yanqui”, “derecha”, “burguesía”,  “apátrida”, las cuales desaparecieron del vocabulario de la gente de progreso de estos días que no se encadena en necedades de fanáticos atroces; aunque en la “RB” aseguren que son voces revolucionarias, sin temerle al ridículo.


El montaje de la revolución bolivariana es un plagio orquestado por el dictador cubano Fidel Castro, en la tradición de exportar de allí tramas paralizantes como las que afectarían a bis y tatarabuelos de los jóvenes de ahora, mientras aquellos escuchaban por radio la novela de Tamacún “El Vengador Errante” del cubano Armando Couto.  La invasión a Cuba por “Bahía de Cochinos”, con apoyo de la CIA, transformaría el fervor de los viejos en solidaridad de las nuevas generaciones que dieron vivas a la Isla, mientras repudiaban al Imperio, incluyendo a socialcristianos de avanzada, hasta que el comandante de allá se declarara comunista-marxista-leninista en  diciembre 2 de 1961.
Pero los gritos a favor de Cuba se apagarían entre los venezolanos que fueron obligados a tomar parte por su propio país cuando la injerencia cubana se convirtió en intromisión, y ataque frontal contra la democracia local, acudiendo ellos a la invasión armada por las playas de Machurucuto, en el estado Miranda,  en mayo de 1967. Los más extremistas de entonces mantuvieron la alianza con el extranjero invasor, y fueron sus aliados secretos hasta llegar al poder en 1998, y abiertamente declararían su adhesión y sumisión al castro-comunismo-cubano, sin desmentidos hasta ahora.
Solo a cambio de sobornos, pagos ilegales con fondos saqueados al dinero de todos los venezolanos, o por ignorancia provocada entre los más débiles, se entendería que medio siglo después se encuentren reales “vendepatria” que siguen poniendo el pescuezo a favor de la opresión del pueblo cubano y del suyo propio. La bloguera Yoanis Sánchez, recientemente advirtió: “Yo creo que Venezuela lo tiene peor. Están entrando en un camino del que nosotros estamos saliendo”. ¡Todavía podría evitarse este 14 de abril!
 fernandez.josue@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario