Capítulos

19 de octubre de 2012

DOMINGO 7: “EXTRAINNINGS BOLIVARIANOS”



La extensión oficial a veinte (20) años ó “innings” factibles del juego electoral de la “República Bolivariana” (RB) ocurrida al inicio de esta temporada del beisbol criollo, también tiene otras coincidencias con “el deporte de las mayorías”, cuyos resultados habitualmente improbables, igualmente se extenderían ahora al destino del país. “El árbitro” ya sentenció que la pelota sigue viva en el terreno y que corresponderá a cada equipo el evitar la derrota definitiva, que podría acabar inclusive con esos torneos para siempre, en el caso peor.

Esa prórroga de “innings bolivarianos” se suspendería ó tendría consecuencias más allá de lo previsto–, si ocurriera o no algún abandono por enfermedad; referendos revocatorios;  hartazgos de ventajismos y de humillaciones a un pueblo sometido a chantaje con ayudas públicas; documentación exitosa del “juego sucio” ante instancias imparciales; y hasta por un suicida efecto de  “forfait” con el retiro de la alternativa unitaria en las elecciones de gobernadores del venidero Diciembre; ó quizás por el extremo constitucional de la “desobediencia civil” en respuesta a abusos superiores del régimen, represiones, persecuciones y encarcelamientos a quienes le disientan.


Para casi toda la “RB” fue sorpresa la prórroga de  “extrainnings”, sólo anticipada por “encuestadoras” expertas en medir el peso del ventajismo “bolivariano”, convertido en “votos ocultos” tras billetes de las finanzas públicas.  Del lado del gobierno, sin recibir cómputos oficiales, el Jefe de la Campaña Continuista se inventaba un cuento en el que trataba de engañarse a si mismo negando la derrota asomada en consultas a la salida de los centros de votación, advirtiendo que aún faltaba el voto de los “pescadores” y de los “agricultores”. La Alternativa Unitaria, antes mostraría un optimismo que le duraría nada.

Prontamente se entendería que, en efecto, el éxito por venir sí se basaría en “pescadores”, pero de ganancias por chanchullos de río revuelto; y  de “agricultores” con la única vocación de siembra de inseguridad, expropiaciones, antagonismo social, abandono de escuelas, hospitales, servicios de luz, agua, congelación de contratos colectivos, insolvencia de pasivos laborales, y negación de preceptos constitucionales a favor de la democracia, la paz y respeto a los derechos de un pueblo entero.

El “Balcón de Miraflores” reviviría entonces con el chorro de votos arrastrados a la “fortuna bolivariana”, surgida del pago de traslados bajo presión a votantes rezagados, y demás maniobras todavía por descubrir en su completa esencia y consecuencias. Muy pocos fuegos artificiales y celebraciones populares, a lo mejor por incredulidad en la simple suerte de la “curva rabo ‘e cochino” de la que se jacta el visiblemente cansado conductor de la “RB”, y de la que hay más rastros de fracasos en sus lances, mientras aumentan sus métodos deshonestos como recurso desesperado final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario