Capítulos

31 de agosto de 2012

DOMINGO 7: ¡LA ZANAHORIA QUE ES MÍA!


Sólo a quien no siente respeto por nada ni nadie se le puede ocurrir repetir en seres humanos –inclusive –,  la infeliz trampa “cazabobos” de colocar una zanahoria por delante de la mula o del burro de carga, para que suba la cuesta, o vaya más rápido.  Así irían las promesas electorales del “candidato del pasado”, engañando al pueblo que aún creería que el agua del río se devuelve y que, ahora sí,  él cumpliría con lo dejado de hacer en 14 años, agotando gran parte del dinero de los venezolanos en regalos a extranjeros.

 Sin embargo, el pensar que los demás responderían al tratamiento como  animales arreados con zanahorias, revelaría igualmente que quien lo pretenda sería de una peor especie. Muestras quedarían en la falta de vergüenza al decir en público: “Ahora, sí tengo que exigir muchas cosas, acuérdense, toma y dame (...) porque hay gente que se acostumbra a pedir a pedir y a pedir y uno da y da y da y después reciben puñaladas por la espalda",

José Meléndez  y José Acarigua, líderes sindicales de “Sidor”,  conscientes de la verdad de “¡La Zanahoria que es Mía!”, por lo tanto de su propiedad y fuera de chantajes y negociaciones “Toma y Dame”, así dejaron constancia al reclamar lo suyo en plena cadena de radio y televisión, convocada por el candidato repitiente hace una semana y media, en la central hidroeléctrica de Caruachi. Ellos se convirtieron entonces en excusa del régimen de la suspensión del teatro “en vivo”, cuando a los 10 minutos se dejó de escuchar la transmisión y luego se interrumpió abruptamente.

Pero, el truco de la Zanahoria también vendría en la presentación de amenazas con la pérdida de la migaja que se escapó del festín de la gente en el gobierno, para amarrar votos entre los necesitados creyentes de esa generosidad de mentira. El asunto es azuzarlos y ponerlos a temblar con... “una guerra civil, porque ¿quién puede pensar que el pueblo se quedaría con los brazos cruzados si le quitan los derechos adquiridos? El pueblo no se quedaría de brazos cruzados. Comenzarían las persecuciones contra el pueblo, comenzaría la represión, como en el pasado”, según ya lo predijo el propio “comandante en jefe” –“por ahora” –.
 
Con “Puñaladas en la Espaldas” de quien las mencionó arriba, al día de hoy abundan los tomos de resentimientos "bolivarianos". Sus traiciones no se han detenido desde el juramento fatal del Samán de Güere, alcanzando a asiduos visitantes del “Golpista de Yare”, “notables”,  magistrados, editores y periodistas mediáticos, gestores políticos, asambleístas de la Constituyente, fundadores del “Polo Patriótico”, “MAS”, “PPT”, “Podemos”, “PCV”, “MBR”, y a la mayoría opuesta por libre albedrío a la dominación cubana, china, rusa iraní y bielorrusa, permitida en la “República Bolivariana” (RB) con absoluta complacencia de su presidente saliente. El 7-0 de seguro traerá la promesa más preciada de una Venezuela ¡Para todos los venezolanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario