Capítulos

13 de julio de 2012

DOMINGO 7: “LUCHA ASIMÉTRICA”


El enunciado de “Guerra Asimétrica” llegó por la puerta de la desfachatez a la República Bolivariana” (RB) casi desde sus mismos inicios, como bofetada a los votos de un pueblo pacífico que, arriesgadamente,  pasaba por alto el precedente de  las balas disparadas contra su democracia. Apareció como contrabando desde la Cuba Comunista de la Familia Castro, donde se tomó a fusilamientos la película “Rugido de Ratón”, de 1957,  la cual sería proyectada en Sierra Maestra para la cúpula ideológica del movimiento “26 de Julio”, acelerando allí la ebullición de la candela anti-imperialista.

En la comedia titulada igualmente “Un golpe de Gracia” , con el actor Peter Sellers en triple papel, el diminuto ducado de Grand Fenwick declara la guerra a USA, para resarcirse de un vino americano que acabó con su economía. Inesperadamente, soldados de Grand Fenwick invaden Nueva York,  ganan la guerra y, como botín, se apoderan de la única Bomba Q, el artefacto atómico más poderoso de la tierra.  El mundo se divide luego entre apoyar o atacar a este país pigmeo que ahora es la potencia atómica más potente del Planeta.

Por Josué  Fernández


Menos en broma ó más lamentable -como se prefiera-, el argumento de la “Guerra Asimétrica” tomó carácter de Asunto de Estado en  “RB” el 24 de Junio de 2007, en  la Academia Militar, en la conmemoraciòn del 186 aniversario de la Batalla de Carabobo. Trajeado en uniforme verde oliva, el “Comandante-Presidente” aseguraría, de acuerdo a la prensa oficial: “Vivimos una guerra global contra el imperio estadounidense, debemos prepararnos para la guerra asimétrica".

Cinco años después de la declarada preparación para la “guerra asimétrica”,  quizás por la lentitud en materializarse ese ataque imperial, pareciera de atolondrados el malgastar dinero en fusiles, misiles antiaéreos, helicópteros, aviones y tanques de guerra; aviones de entrenamiento y aviones espía. También, el entrenamiento de carne de cañón armando ejércitos contingentes de milicianos, colectivos y comunas.  A no ser que, el efecto disuasorio de tanto armamentismo, tal se ha sugerido muchas veces, busque amedrentar “por ahora” al mismo pueblo de “RB”, que quedaría “planchado” según el “Plan Ch” si no aceptaran su dominio hasta sumar 20 años.

Pero aún peor por lo inmediato, y sin mejor defensa que el propio pellejo, los habitantes de “RB” ya vivirían sometidos a dolorosas invasiones de los imperios de la violencia, delincuencia, corrupción, malversación, escasez y carestía de alimentos, del abandono de la salud pública, de bolsillos vacíos y desempleo, de viviendas defectuosas entregadas con apuros electorales, del chip del racionamiento, de autopistas deficitarias en número e intransitables, y de abusos y ventajismos para burlar el voto libre y democrático.  La verdadera “lucha” asimétrica es la que estarían dando los ciudadanos desarmados; la “guerra” sólo iría quedando para quienes viven de las armas de fuego.



No hay comentarios:

Publicar un comentario