Capítulos

28 de junio de 2012

A 50 AÑOS DE “EL PORTEÑAZO”:




Héctor Rondón Lovera 1933-1984



REACCIONES Y TESTIMONIOS VIVOS


INTRODUCCIÓN

En la “Semana del Periodista” 2012, a continuación una secuencia de reacciones y testimonios vivos acopiados a través de “Facebook”, con motivo de los 50 años de “El Porteñazo”. La fecha coincide con el vigésimo octavo aniversario de la muerte del fotógrafo Héctor Rondón Lovera, ocurrida el 21 de Junio de 1984, y quien se hizo merecedor de los premios “World Press Photo 1962” y “Pulitzer 1963” por sus testimonios visuales en la cobertura del referido hecho, de la cual, arriba,  va otra de sus valientes y desgarradoras gráficas.


"El hombre que estuvo agonizante en brazos del Padre Luis María Padilla, sería el Subteniente Luis Antonio Rivero Sanoja, Comandante de Pelotón del Batallón Carabobo Número 41. Ese señor era pariente mío y se graduó el 5 de Julio de 1960 en la Promoción Pedro León Torres de la Academia Militar de Venezuela. Su familia era de San Carlos, Estado Cojedes, y segùn mi abuela Mercedes Rivero, QEPD, tomado de una fuente confiable, Rivero Sanoja sospechaba que iba a morir, de hecho comiendo con la tropa les dijo..."Llénense los estómagos porque nos van a forrar de plomo"...." 





Jorge Luis Fernández, Mayo 6, 2013.



  • Alberto Sosa Olavarria Excellent! Fue una pesadilla, una masacre de soldados inocentes ejecutada por una horda de asesinos “vendepatria”.

  • Anibal Valdez Yo recuerdo ese 2 de junio. Ese sábado, yo iba de mi casa en las “Cuatro Esquinas” al liceo “Miguel Peña”. Tenía clase de Matemáticas con el profesor Limiñana. Cuando estaba pisando las puertas del plantel, se me dijo que me fuera de inmediato a mi casa porque había una rebelión militar. De regreso por la calle Bolívar vi gente corriendo y carros a toda velocidad. Mi mamá me estaba esperando recibiéndome con cara de angustia. Estuvimos encerrados tres días. El susto mayor fue que, en la puerta de la casa, a un infante de marina se le fue un tiro del “fal” que cargaba. A los días vi como llevaban amarrados al cuello, como si fuesen reses, a algunos de mis compañeros del liceo.

  • Anibal Valdez .Aquello de verdad, fue muy triste. No deseo que esto vuelva a pasar. En los sesenta se comprobó que la violencia no es la solución. Por ello, la democracia (bien entendida) es la mejor forma de relacionarse.

  • Maritza Maduro Velasco Claro que recuerdo el 2 de junio día del Porteñazo, como no recordarlo si ese día cambio mi vida por completo.

  • Josué Fernández Aníbal, amigo, a propósito de Jesús alias "Chucho" hoy he sentido pena ajena, al ver su artículo en "Aporrea". Que vaina amigo, en estos tiempos "revolucionarios" pareciera inevitable la memoria selectiva. Que ofensa para el pueblo porteño sus primeras líneas, según él allí parece que no había nada decente..."Sábado dos de junio de 1962. La trasnochada ciudad lucía tranquila. Alguno que otro amanecido peatón llegaba al viejo mercado principal en la búsqueda de algo que le saciara la hambruna producto del excesivo licor consumido durante la noche y la madrugada." Qué lástima que ese sea su recuerdo de apertura más importante 50 años después. Allá él. Si quieres leer el resto, búscalo en http://www.aporrea.org/actualidad/n206571.html


Josué, recuerdo que Jesús Lucart, en ese tiempo, era de la juventud adeca. Aquí en Valencia, hoy, él está integrado al Gabinete Cultural de la revolución. Saltos de canguro.
3 de junio a la(s) 22:10

  • Maritza Maduro Velasco No lo puedo creer!!! Bueno siempre he dicho que la mayoría que rodea a Chávez son adecos y copeyanos traidores, cerebros de rancho que lástima!!!

PRIMERA PARTE


  • Antonio Pérez-Criollo Hace 50 años, cuando apenas estaba cumpliendo tres años de vida profesional, viví en carne propia ese infierno. Fui hecho preso en la Base Naval por quienes violaron la Constitución y las leyes de la República que todavía trataba de acomodarse al sistema democrático después de la dictadura. En ese momento tomé la decisión de defender el sistema que libremente se dieron mis compatriotas, y ahora con más razón, después de casi 53 años de haber egresado de la Escuela Naval de Venezuela, y de haber cumplido 30 años de servicios a la Patria; pero con el pesar de nuestros errores porque no supimos preservar la Democracia que a pasos agigantados hemos ido perdiendo. La foto de Monseñor Padilla auxiliando a un soldado de la Patria abaleado y muerto en la esquina de la Alcantarilla en Puerto Cabello, ha quedado para siempre como la imagen de aquel artero y funesto intento de derrocar al Gobierno legítimamente elegido por la mayoría de los venezolanos. En este nuevo aniversario de tan luctuosa fecha roguemos por el eterno descanso de los caídos y porque nunca, nunca, termine de establecerse el régimen que los autores de aquel hecho pretendieron imponernos en esos aciagos días de la Patria.


  • Ruth Tello Kranwinkel La historia se cuenta tal como sucedió, no como están disfrazando lo que sucedió..ESTO NO ES UNA FIESTA ES UN TRISTE RECUERDO


  • Reina Fernandez A Hermano, triste recuerdo de esa vivencia en Pto. Cabello, el tiempo ha transcurrido y en la actualidad la incertidumbre por la situación de nuestra amada Venezuela, nos agobia, ¡Nuestra esperanza, el 7 de octubre! Dios este con nosotros!

  • Elsa Rojas de Zerpa Así es, triste pero Dios es grande y Misericordioso y no nos desampara. Tengamos mucha Fe.

·         Pedro Armas · De mi parte igual Antonio, ante la sorpresa de quienes iniciábamos nuestra carrera militar profesional, sorprendidos en nuestro interno, ante una avalancha de actos contradictorios a lo que aprendí, y precisamente de algunos de los autores del Porteñazo.  Esa fue una semilla, como el “Carupanazo”, y los intentos de invasión de Fidel Castro y su banda de criminales, ladrones y despistados, y otros desaguisados, de quienes se suponían guías y maestros, de la fuerza armada, que ahora, cual el cáncer del en-coma-andante presidente, hace metástasis, para desgracia nacional. Su propio mal, no tiene cura, es cáncer y metástasis de su alma y de su cuerpo, próximo a desaparecer. 
Pero la patria, resurgirá con la energía y la fuerza sanadora del pueblo y de la fuerza armada institucionalista, que espera el grito de libertad, para darnos la mano y contribuir a erradicar definitivamente, a las ansias de poder, por el poder, personalistas, que embaucan al pueblo con antifaces de teorías obsoletas, inútiles y fracasadas, para adueñarse de la patria, para su exclusivo usufructo, no para hacer patria por la vía democrática, que no la constituye solo el voto, sino, la convicción y la decisión de andar el camino y alcanzar la meta de la convivencia, la justicia y la libertad, de toda libertad! Esa meta la alcanzaremos, inexorablemente, estaremos allí, en ese espacio de progreso permanente, de mejoramiento continuo de instituciones y su funcionamiento, como lo exige el mandato que el pueblo da a sus gobernantes. Así que, Hugo Rafael Chávez Frías, quien insurgió con muerte y desolación de la patria, y desaprovecho la oportunidad que le dio la democracia, desaparecerá de la vida y de la historia, traidor a la patria, y a su juramento, en el que confiamos, desaparecerá! pronto! igual la pesadilla a las que nos condujo, despertaremos y nos levantaremos a construir patria!


El Porteñazo o insurrección de Puerto Cabello fue una sublevación de la Base naval de Puerto Cabello. A diferencia del "Carupanazo", el "Porteñazo" representó una conspiración cívico-militar de mucho mayor magnitud, tanto por las fuerzas involucradas, lo intenso de la lucha y por el terrible saldo de heridos y muertos dejados. En el amanecer del día 2 de junio de 1962, se produce una sublevación en la base naval de Puerto Cabello (Edo Carabobo), dirigida por el capitán de navío Manuel Ponte Rodríguez, el capitán de fragata Pedro Medina Silva y el capitán de corbeta Víctor Hugo Morales. Tan pronto el gobierno nacional se entera del intento de golpe, envía efectivos de la Fuerza Aérea y del Ejército que bombardean y rodean la ciudad, produciéndose el combate frontal entre las fuerzas insurrectas del batallón de infantería de marina General Rafael Urdaneta (que se habían sumado a la sublevación de los oficiales y efectivos de la base naval y a los grupos civiles armados por éstos) y la tropa del batallón Carabobo que se había trasladado desde Valencia, al mando del coronel Alfredo Monch, en el desde entonces famoso y trágico sitio de La Alcantarilla. Al mismo tiempo, la mayoría de los oficiales al mando de la escuadra y el destacamento Nro. 55 de la Guardia Nacional se niegan a participar en el alzamiento. Finalmente, el día 3 de junio, el Ministerio de Relaciones Interiores anunció que desde el amanecer, las Fuerzas Armadas leales al gobierno habían puesto fin a la rebelión con un saldo de más de 400 muertos y 700 heridos. Tres días después, luego de ser capturados los jefes del alzamiento, cae el último reducto de los insurrectos, el Fortín Solano. Posteriormente, se comprobó la participación en los acontecimientos del "Porteñazo" de políticos ligados al Partido Comunista de Venezuela y se inició una profundización de la política de depuración en las Fuerzas Armadas de oficiales ligados o sospechosos de simpatía con la izquierda.

Recuerdo esos días ya que mi madre estaba en Puerto Cabello, fueron preocupantes y mi padre dijo pedirle a DIOS

Como siempre, los comunistas, esa tragedia política que asola al país, provocaron una marea roja de sangre. Fidel, el cerebro detrás de los comunistas, desafió a la recién instaurada democracia en Venezuela, y consiguió que unos militares traidores a la constitución, dirigieran este sangriento alzamiento. Claro, si ellos hubieran logrado su propósito, sería "un día de la dignidad", pero como fracasaron, es un genocidio. Lo mismo que pregona el actual verdugo militar del país. El 04 de febrero, otro sangriento episodio dirigido por Fidel y sus lacayos comunistas, también se ensangrentó a Venezuela. El menú de siempre. Ahora es fecha patria. Traidores malsanos y arrodillados frente a una Cuba que siempre quiso controlar a Venezuela.

·         Rafael Salvatierra · Esa foto recorrió el mundo y si mal no recuerdo ganó el premio Pulitzer, y la verdad que no necesita comentarios.

  • Antonio Pérez-Criollo Debo hacer una corrección al comentario de Ramos. Aunque los Capitanes Ponte y Medina S. no eran de la Infantería de Marina pero aparecían como los cabecillas del movimiento, y que algunos oficiales jóvenes de la Flota estaban entre los conjurados, el grueso de los alzados sí pertenecía a la Infantería de Marina que ya se había levantado en Carúpano. Las tripulaciones de la Base Naval y de inmensa mayoría de las unidades de la Escuadra permanecieron leales. Quizás la confusión se deba a que el Batallón Urdaneta estaba acantonado en la Base Naval. Esa agrupación sí estuvo involucrada en casi su totalidad en el alzamiento; hubo algunos oficiales de la Infantería de Marina que permanecieron leales.

  • Alicia Wadskier de Padilla Foto de Monseñor Luis María Padilla auxiliando a uno de los moribundo soldados en el sitio denominado "La Alcantarilla", producto de "El Porteñazo", conspiración que ocurrió en Puerto Cabello, en el año 1.962. Esta foto recorrió el mundo entero y fue acreedora del premio "Pulitzer"...!

Triste acontecimiento del que guardo secuelas....fui uno de esos 700 heridos....era tan solo una niña, tenía 6 años..Espero que nunca nunca mas se repitan hechos como estos...que solo dejaron dolor, tristeza y muerte...como dijo Ruth Tello Kranwinkel la historia se cuenta como fue, no como quieren contarla ahora...

  • Carmen Evelyn Arràiz R. Buena la aclaración Almirante. Se desvirtúa la historia. El Aeropuerto de Pto. Cabello permanecía con leales o fue tomado a las 7 am. La emboscada en la Alcantarilla ocasiona muertes de ambos bandos (?) o sólo en los que entraban resguardados con los tanques ( Alfredo Monch ). LA HORA P.F. DE ESTE hecho, porque yo lo ubico después del mediodía, si tomo en cuenta que a mí me sacaron de la Radio, aproximadamente al mediodía, en un carro de la Inspectoría del Tránsito, que manejaba el Capitán Ponte Rodríguez, quienes estaban a la espera del pronunciamiento de la aviación (? ) y de la Guardia , refiriéndose a un Zuzarini ( ? )

  • Carmen Evelyn Arràiz R. Escucho además que era combinación con el P. Comunista y el pueblo había salido al no soportar el gobierno de Betancourt. Acláreme Ud., en este punto Almirante: El capitán Ponte tomó la calle Valencia, en línea contraria a la orientación vial, desde la Radio, C. Campoelias, llegó hasta el Simón Rodríguez, tomando Av. Bolívar en dirección contraria , es decir desde C. Regeneración en dirección hacia Plaza Bolívar, comiendo flecha, porque yo vivía en C. Democracia . En cada esquina , sólo se asomaban las armas de los militares, el capitán hablaba, no recuerdo qué decía , y los militares se asomaban y él seguía . Yo vi las calles solas, totalmente solas . No recuerdo haber visto,vehículos particulares , salvo unos camiones . Eso lo hizo en cada esquina. Conmigo iban 4 militares, no recuerdo qué uniforme. No recuerdo todo, pues estaba muy asustada.

  • Carmen Evelyn Arràiz R. Los que relatan la historia, dicen que desde el amanecer, se escuchaban las arengas por Radio Puerto Cabello, llamando al pueblo a sumarse. Esto no es verdad. En esos años, La Radio cerraba a las 11 pm. y abría señal a las 6 am. Era día sábado. Recibí guardia a las 8 am. Estabamos fuera del aire, no hay luz en la planta transmisora (quedaba en Gañango). No sé si en el transcurso del día, después de las 12 salió al aire. Presumo que fue así, porque bombardearon la Planta Transmisora y la destruyeron. Si Ud. agrega algo o me refresca la historia, le agradezco.


  • Antonio Pérez-Criollo Caramba Carmen E. Borré el comentario que había escrito para corregir un párrafo donde decía que el Batallón Carabobo estaba comandado por Zuzarini, lo que no era cierto pues en realidad la columna de tanques llegó comandada por Monch. Zuzarini era comandante del Destacamento 55 de la FAC.


  •  Carmen Evelyn Arràiz R. Sí, hermana querida. Mi madre estaba conmigo. Varios marinos, tocaron la puerta de mi apartamento y de la vecina Josefina de Caraballo, durante toda la noche, pidiendo abriéramos .No recuerdo si era porque llovía. Recuerdo que por la ventana, sin abrirla me dijeron que los habían dejado solos. El recorrida o el encargado, no había pasado más. Eran como las 3am. Les dije que Radio Morón transmite que se rindieron. Teníamos mucho miedo, porque casi tumbaban las puertas para que abriéramos. Estaban cansados. Me decían que venían de Carúpano,.los trajeron sin saber para qué .

Antonio lo que sí es cierto es que los militares traidores y los civiles asesinos masacraron sin misericordia (yo vi las fotos y una película donde en una camioneta tenían a los muertos). Después de los años en esta asamblea chavista había mas de un militar y algún civil ocupando curules donde el único mérito fue ser asesino.
.1 de junio a la(s) 13:20 · 
 .......

por cierto en esa oportunidad los golpistas sacaron de la cárcel a los presos y los armaron.....yo pienso ahora ..(Qué pasó con las armas que había en la cárcel que no aparecieron, y que arreglo hizo chavez con ellos), se repetira la historia ??

Decía que a mi entender la verdadera Historia del Porteñazo no se ha escrito; que hay diferentes versiones con puntos de vista diferentes y de acuerdo a las ideas de cada quien. Lo que ciertamente sé, fue lo que viví en esos días; que el 2 de junio me hicieron preso mientras dormía (un compañero mío de la Infantería de Marina); que en las mismas condiciones estaban otros doce oficiales en la Residencia de Oficiales de la Base Naval; que desde allí observamos que en la Residencia de Almirantes estaban también presos el Comandante de la Base; Contralmirante Ginnari Troconis, el Comandante de la Escuadra Contralmirante Carbonell Izquierdo y el Capitán de Navío Moreno Piña Comandante del Destructor Nueva Esparta y custodiados por un Oficial de la Infantería de Marina con una pistola de Gran Potencia en la mano; que desde el sitio donde estábamos les gritamos que permanecíamos leales y estábamos con ellos; que desde allí nos trasladaron en autobús para el Castillo San Felipe (llamado Libertador); que mientras abordábamos el autobús nos dijeron que íbamos a ser juzgados como "cobardes y traidores a la patria" (primera vez que soy tildado de tal, ahora es costumbre mas también soy apátrida y sólo por pensar diferente); que el autobús no pudo pasar hasta el Castillo porque desde el Patrullero PC-01 que permanecía leal, a tiros no se permitía el paso de vehículos, que un grupo de cinco oficiales pudimos escapar en un bongo y nos fuimos hasta el Destructor Clemente que había zarpado y se encontraba enfrente; etc. etc. De lo que sucedió afuera sólo tengo las versiones de quienes vivieron acciones afuera y las que relatan los cuentos de otros cuentos. En fin, repito que creo que la historia verdadera no se ha escrito todavía (ni creo que se escriba). Siempre habrá versiones de unos y de otros de acuerdo a sus diferentes puntos de vista y sobre todo a sus ideas. En cuanto a la foto creo que el soldado que auxilió nuestro Capellán Monseñor Luis Padilla, quien también era Párroco de Borburata, pertenecía al Batallón Carabobo que comandaba Monch. Ahora bien de que esperaban el pronunciamiento de la Aviación y de la Guardia (Zusarini) eso no ocurrió. Puede haber sido para dar a entender que el movimiento era de la mayoría de las Fuerzas Armadas. Lo cierto es que la Aviación bombardeó el Fortín Solano y la Guardia permaneció leal. En fin, lo que realmente sé. fue lo que viví.

Después de retomada la Base Naval y que el Clemente atracó al bajar a tierra me fue asignada una guardia en el Castillo y allí se encontraban detenidos los Oficiales rebeldes y entre ellos pude ver a Luben Petkoff, a un tal Carvallo si mal no recuerdo y a otros que eran fichas del PCV. También recuerdo que mientras estábamos presos, podíamos ver a través de las ventanas de la Residencia que a los primeros guerrilleros presos, a los que llamaban "los cimarrones" los soltaron y los armaron con sub ametralladoras UZI y fusiles FAL nuevos, que todavía estaban almacenados y aún conservaban la grasa protectora.

  • Luis Gustavo Medina Garzón · Yo tenía 26 años entonces, y desde Bogotá seguí y sentí esta tragedia por crónicas de prensa y noticieros de TV. Recuerdo esta foto del Padre Padilla y otras más que recorrieron el mundo. Luego en 1968 vine a trabajar en Pto.Cabello, en donde conocí el escenario de la contienda y la narración de los hechos contada por algunos amigos que la vivieron. Recuerdo haber visto tres postes de acero de la red de electricidad, con perforaciones de bala.

Ciertamente los cabecillas del movimiento abandonaron a sus tropas y eso facilitó que Justo Pastor Fernández M. disfrazado de Sacerdote conquistara, desarmara y luego apresara a algunos soldados de la Infantería de Marina, quienes al ser interrogados manifestaron que los levantaron en la madrugada y que a esa hora no tenían en el estómago ni una taza de café. Justo los invitó a pasar uno a uno, los desarmaba, pero al menos les dio café y cambures que fue lo que encontró en el “pantry” de la Residencia de Oficiales. También se supo que esos "jefes del movimiento" también habían abandonado a sus tropas a las que habían llevado a la ciudad. Allí quedó demostrado que hubo carencia de líderes y que la frase atribuida a Napoleón Bonaparte, "Los ejércitos caminan sobre sus estómagos" es una realidad.

  • Silvia Tarff · Eso es lo que no debemos olvidar. La mejor de las fotografías. Lo que nos indica como fueron esos años

Desde el primer momento supe que Castro tenía sus manos metidas en esto, como las tiene aún en muchas partes. Estudié en USA y en vacaciones de verano eran muchos los becados venezolanos que pasaban todo ese tiempo en Cuba, antes que venir a Venezuela a disfrutar de su patria y sus familias y, se ufanaban de ello. No puede extrañarnos entonces que hoy se condecore a "venezolanos" que apoyaron el intento de invasión militar a Venezuela por parte de la revolución cubana. Tenemos pues, un mar muy agitado, que quiera Dios que pase pronto y nos permita ver un fondo tranquilo por el bien de esta patria. 7O !

  • Henry Lopez Ramos · Todavía recuerdo esa horrible fecha: el sábado 2 de junio a las 10 am todos dentro de la casa y pasamos 30 horas con soldados en el techo, escuchando plomo continuo hasta que llegaron los aviones y disparaban contra el Fortín Solano y se veían las ráfagas desde el patio interno de la casa. Vivíamos en la calle Juncal entre Miranda y Sucre a unos 150 metros de esa foto de 2 cojedeños, uno es el Monseñor Padilla. Papá pudo cruzar la calle hasta la bodega de enfrente del Sr Bigott. Esos que se alzaron inspiraron a quienes hoy gobiernan. Sí hubiesen triunfado seríamos una colonia de Cuba. Rómulo avizoró la pretensión de Fidel y no lo dejó pasar, sin embargo hoy casi somos dependientes de esa isla y los hermanitos Castro. Infeliz decisión esa de entregar la soberanía a quienes solo aman el petróleo que tenemos. Los alzados de entonces unos cobardes.

La foto significó el premio Pulitzer para Héctor Rondón del Diario "La República". El fue el único ganador con "El Porteñazo". Los demás perdimos

  • Marisol Decarli Rodríguez SSegún me contaron fueron horribles y crispantes esos días. Yo vivía en Italia y por ello no lo viví directamente. Pero estoy de acuerdo con Pérez Criollo: la verdadera historia del Porteñazo no se ha escrito todavía. Por cierto, un gran saludo


Qué le parece la Venezuela de hoy? Sus servicios de electricidad, agua, capacidad de obtener un empleo, su calidad en la enseñanza, la libertad para emprender, etc. Sí en El Porteñazo se hubiesen impuesto los que se alzaron Venezuela sería lo que es hoy pero desde hace casi 50 años


  • Rosalba Bello El Señor se entrone en medio de la adversidad, el dolor de muchos venezolanos, Él lucha nuestras batallas. Pidámosle misericordia y paz en todo momento.

Excelente crónica de un triste y devastador episodio de nuestra historia, viví junto a mi familia parte de esos acontecimientos al estar nuestra casa exactamente a la orilla del puente de Rancho Grande, en la Av. Bolívar al lado del Liceo Miguel Peña. Pudimos observar desde la platabanda de "la casa de arco" lo que pasaba, recuerdo muchas de las caras y nombres de los civiles que participaron, algunos de ellos muertos. Solo puedo decir que si los militares que organizaron la sublevación deben recibir un reconocimiento es el de ser PESIMOS estrategas militares, nunca jamás el de héroes como pretenden hacerlos ver los comunistas de hoy. Vimos en los soldados insurrectos: desorden, anarquía y abandono por parte de sus dirigentes. A muchos les prestamos ayuda, dos días sin comer ni dormir y sin saber por qué ni para quiénes luchaban. Muchos de esos comunistas medran del gobierno actual.

Hoy, en la víspera de cumplirse 50 años de los acontecimientos del 2 de Junio de 1962, siento mucha indignación por ello. Imposible de creer que con tanto sacrificio, sangre y lágrimas, para conquistar el poder y con ello solucionar los problemas; estos mequetrefes en nombre de una supuesta revolución cobijados con un trapo rojo para destacar su afecto a las clases más necesitadas y engañadas, 38 años después (1998) lo logran sólo para convertir al país en una especie de circo pueblerino. Mi familia y la de muchos de mis amigos pudieron ser también víctimas de ese hecho y pido la paz eterna para las almas de los muertos que vagan tristemente por las calles de Puerto Cabello por el engaño al que fueron inducidos y que todavía hoy están bajo ese efecto, los vivos que creen en marxistas o toda esa bazofia de ideales decimonónicos.

  • Alexis Raul Diaz Peña · Desde niño me impactó la foto tomada por Pedro Rondon a Monseñor Padilla en donde este valiente apóstol arriesga su vida para socorrer a tiempo a este soldado víctima de la barbarie del "Porteñazo". Dicha foto recorrió el mundo entero y ganó el premio "Pulitzer".

Asi es Alberto. Con mucho dolor también doy fe del horror que sufrimos los porteños. En casa de mi abuelita y tía Chelo y a una cuadra de la Alcantarilla, cerca de donde se tomó la célebre foto, estaba yo, oyendo esos disparos espantosos para después salir todos en una ambulancia que logró enviar el tío Oswaldo Acevedo para el traslado hacia mi casa en Rancho Grande. ¡Gracias a nuestros verdaderos demócratas que detuvieron esa barbaridad! Hoy pido al Señor nos libre de la que vivimos en la actualidad.


¡Claro que tenemos fe! DIOS METERA SU MANO Y EL 7 DE OCTUBRE BRILLARA NUESTRA VENEZUELA!!!!!


  • Rafael Hernadez Importante de esta Imagen es que mereció el ÚNICO PREMIO PULITZER VENEZOLANO

Esto es inolvidable

hace tanto tiempo, pero creo que necesitamos otro PORTENAZO

No necesitamos ningún otro Porteñazo, lo que necesitamos es un Gerente dirigiendo el país y a los venezolanos llenos de valores y principios echándole ganas al trabajo, Más nada!!!!!

  • Nelson Domínguez · Estudiábamos en el Miguel Peña cuando eso....Recuerdas Mariela...

  • Yajahaira Ghersi De Rojas Josué, que impresionante la cantidad de personas que respondieron a esta foto. Yo tenía 11 años, parece que fue hace 5 años y no 50. Lo recuerdo clarito. Mi papá era el jefe de telecomunicaciones, el actual Ipostel, el cual fue tomado y no lo dejaron salir. Lo tuvieron incomunicado esos días, sin él saber de nosotros ni nosotros de él. Fue un trauma.

Un día de reflexión para nuestra Fuerza Armada que tuvo participación en esta insurrección, muy distante de la corrupción y el narcotráfico con el cual se les ha involucrado. Vergüenza da que de la Base Naval en la cual se dió la insurgencia haya salido el buque tanque con carga de cocaína que fue descubierto en Cuba. El mismo Fidel Castro exigió -así exigió- investigación. Que un Comandante de esta Base haya sido señalado por el capo Makled. Y que la operación del Puerto le fuera dado en concesión. Reflexión, en vez de celebración en este medio siglo de la tragedia. Honor a las víctimas, civiles ó militares

La carniceria La alcantarilla, ¿ven el nombre del negocio al fondo de la foto?...esa la armaron el presidente Betancourt y el general o coronel Monch, ya no recuerdo, al invadir al Puerto con una fuerza desproporcionada y violencia extrema. Fueron miles las víctimas inocentes de esta accion militar, estudiantes del Liceo Miguel Peña (¿se acuerdan de muñequito Brylcream?), residentes de las rancherías de Playa Blanca, residentes de las barriadas al pie del cerro del Fortín Solano, asesinados por los bombardeos indiscriminados desde aviones y blindados. ¿se recuerdan del impacto del cañonazo el la fachada del liceo? y el cañonazo en la fachada del viejo hospital de la calle Sucre, al lado de la Iglesia de la Caridad? Esos fueron cañonazos democráticos al verdadero estilo “cuarto-republicano”. Disparen primero y averigüen después, ordenaba Betancourt. El padre Padilla demostró un valor ejemplar con su acción, digna del recuerdo. Pero, ¿se recuerdan de los miles, varios miles, según testigos de la época que vieron los enterramientos encaramados en los muros del cementerio municipal, que fueron lanzados a las fosas comunes? Paz a sus restos inocentes.

  • Maritza Maduro Ghersi Menos mal que como tú, quedan pocos que no le den crédito a la defensa de la Democracia, pero si justifican lo hecho por inconscientes que provocaron esas muertes inocentes. Gracias Rómulo Betancourt y C. A. P. Y a todos los valientes que retrasaron el horror de lo que hoy vivimos. Discúlpame pero es así como lo viví y así lo expreso

  • Maritza Maduro Ghersi Josué no me estoy refiriendo a ti. Tú eres la bella expresión de la libertad. Mi comentario fue para Arnaldo Páez. Yo tambien soy amiga y quiero a Julio C. Blanco y mi familia sufrió mucho por Andres E. Blanco, pero por eso no justificamos lo que hicieron. !Adelante amigo querido! !Sigue adelante!

  • Maria Pilar Martel Yo viví el Porteñazo. Pto. Cabello no volvió a ser el mismo. Mi padre vio con horror como entraron los tanques en La Alcantarilla como si estaban en un desfile. Ahí los acribillaron los insurrectos. Yo vivía en el edificio del Banco del Caribe, aún tengo objetos que acribillaron a tiros sin razón. Eran los alzados. Ojala que no se repita algo así, no cambien la historia. No hay nada que celebrar.

  • Carmen Evelyn Arràiz R. Saludos Alberto Jordán. No recuerdo si ya estabas aquí, cuando el Porteñazo. Hay que recordar a Justo Pastor Márquez (no recuerdo su rango militar en este momento) pero jugó un papel importante en el mantenimiento de la democracia.

  • Carmen Evelyn Arràiz R. Si celebran Porteñazo , como acto heroico , por qué hay presos por el 11 de abril ? si condecoraron a los del Porteñazo, qué pasa con los del 11 de abri ? las conclusiones son las mismas..

  • Carmen Evelyn Arràiz R. Los presos del Porteñazo, salieron libres a raíz de la política de pacificación del Presidente Caldera..Esa política incluyó fuentes de trabajo. Sé de personas a quienes les dieron contratos de obras, durante ese gobierno. Nosotros pedimos pacificación, reconciliación, libertad para los presos y nada...

  • Maritza Maduro Ghersi Te felicito Alberto. Comparto tu gran conclusión. Siempre al lado de la Justicia, la Libertad y la Paz y por supuesto en Democracia

He leído todos los comentarios plasmados en el muro del gran amigo Josué Fernández y me siento obligado a escribir estas líneas. Ese terrible acontecimiento no debe repetirse ¡NUNCA! El acceso al poder a través de las armas es contrario al espíritu democrático y de libre albedrío que tienen los pueblos de darse el gobierno que desean. Rómulo Betancourt llegó al poder luego de un proceso electoral, las fuerzas de izquierdas e intereses del dictador “Chapita” alias el Chivo quisieron quitarlo del camino mediante la fuerza. Militares y civiles embelesados en el liderazgo de Fidel Castro decidieron el camino de la lucha armada para llegar al poder. Balas y no Votos. Fracasaron en su intento, la historia no miente. Los militares que encabezaron las insurrecciones, desde el Carupanazo hasta el Porteñazo, lo único que demostraron es ser pobres estrategas, desordenados, anárquicos y desertores de sus puestos de comando. Lo demostraron al abandonar a sus soldados, hambrientos y asustados buscando refugio en las casas de los pobladores donde además se les diera de comer y permitieran descansar. Llegó un momento en que los dejaron a su propia suerte y al igual que las ratas abandonaron el barco cuando presagiaron su hundimiento. Ambos bandos cometieron excesos imperdonables, entrar a la Alcantarilla como lo hicieron fue una locura, los resultados obviamente catastróficos, marcharon hacia una emboscada segura. El resultado fue la guerra fratricida desbocada. Los ciudadanos la vivimos, las fuerzas vencedoras prácticamente saciaron su sed de venganza por los caídos. Los civiles que participaron, en su mayoría conocidos nuestros, fueron hechos presos y sometidos a juicio, pero debemos recordar que gracias a la presión ciudadana muchos de ellos fueron liberados. Todos estuvimos atentos por su seguridad y respeto a su integridad. He hablado con alguno de ellos y les he preguntado que los motivó y la respuesta ha sido la misma: “la fogosidad y el espíritu protestatario de la juventud”, “mis convicciones revolucionarias” y otros: “vi una aventura y mi temeridad me llevó a meterme en ese lío”. Conocí la carnicería de esa esquina, iba con mi abuelo Francisco Sosa Peña a comprar carne allí, así que no la inventó ni Betancourt ni Monch. Al Padre Padilla se le atacó desde diversos ángulos, desde “cura singón” que poso para la foto y hasta espía del gobierno. Me gustaría haber visto a quienes esgrimen esos argumentos en el medio de la balacera, creo que “el pelotón” se le hubiera salido a través de los calzones. Ese cura demostró tenerlas bien puestas y mas nada. Vean la secuencia de fotos de Rondón y se darán cuenta de esta realidad.
Las fuerzas armadas actuales han sido penetradas, los comunistas llegaron al poder con los votos, ganaron montados en el “huracán rojo rojito”, pero el ejemplo que han dado algunos de sus “soles” bien los describe Alberto Jordán Hernández en su reflexión. No agrego ni quito nada.
Los alzados tendrán sus héroes (¿?) y nosotros a defensores del espíritu democrático y como dice Pérez Criollo la historia del Porteñazo no ha sido escrita, y quienes lo han pretendido hacer tienen un cristal de conveniencia ante sus ojos que nos llevan a la duda razonable de su “verdad”. Lo que si estoy súper seguro es que NADIE puede sentirse contento con lo que paso y mucho menos tratar de justificarlo.
Las “viudas del porteñazo” no son sólo las de los caídos militantes de izquierda, son viudas, padres, madres y hermanos en duelo eterno por un acontecimiento de terror.
Nada que celebrar, pero si mucho que recordar, nuestro pueblo tiene una memoria frágil y olvida fácilmente y es por eso que la iniciativa de Josué la respaldé desde el inicio. Las intervenciones en su muro así lo demuestran. Hasta otra trágica conmemoración.

  • Alberto Sosa Olavarria Para Carmen Evelyn Arraíz: "La actitud del Teniente de Fragata. Justo Pastor Fernández Márquez, quien vestido de sacerdote y acompañado por dos marineros pudo liberar a los altos oficiales de la Base Naval, detenidos al comienzo de la insurrección y lograr luego el apresamiento de los tres líderes de esa conspiración".


Yo tenia nueve años en esa fatidica ocasion de 30 horas de agonia toda mi familia en un cuarto anorexicos todos y oyendo tiros rafagas explosiones y bombardeos al Fortin Solano la mañana del domingo Mi pueblo no merecia esa desgracia Viviamos a una cuadra y media de la escena de la foto del capellan en La Alcantarilla Casi 2000 muertos mutilados vecinos baleados Quien sabe cuantos infartados Quedamos tan impresionados que un trikitraki nos hacia huir Cuantos soldados llegaron al Puerto como ovejas al matadero Lo recuerdo tan reciente que no parece que ya pasaron 50 años Espero nunca vivir algo semejante ni se lo deseo a NADIE

  • Marujita Zambrano Tal cual lo viví, con 14 años. y nadie me lo puede contar, en Rancho Grande, en la calle viendo todo lo que sucedía, porque mi padre no pudo entrar al Puerto Cabello, lo desviaron a Morón, de verdad que lo tengo grabado como si fuera ayer. Saludos Josué Fernández


SEGUNDA PARTE

9 comentarios:

  1. Volvieron a expresarse las verdades que tratan de ser desvirtuadas mediante interpretaciones sesgadas de la historia.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, vaya! Cada cierto tiempo me da por revisar la historia del porteñazo (o debería decir los cuentos)falseada en buena parte, como consecuencia del presentismo político con el que se mira este pasado. Me alegro haber encontrado este puño de opiniones a destiempo, lo que me permite verlas en su conjunto y caracterizarlas como fundamentalmente ingenuas o infantiles.
    Habría que distinguir entre los hechos y su interpretación. Hechos:
    1) los militares sabían con más de 24 horas de anticipación que no tendrían apoyo del resto de las FAN (véase declaraciones de uno de sus dirigentes en una edición aniversaria de El Carabobeño, 2003 o 2004) . 2)Con poder de fuego superior al destacamento de la GN a la entrada de la ciudad ni siquiera intentaron tomar esa posición. 3)adoptaron la dispersión de sus fuerzas dentro de la ciudad (tres o cuatro soldados por esquina)como si fuese una ciudad abandonada, significando en la práctica el uso de la población civil como parapeto defensivo y eventualmente el abandono de toda la tropa ya dispersada. 4)el periódico ametrallamiento del área dela playa (playa blanca) implicó la muerte de lugareños que allí habitaban en casas de madera. Esto se hizo desde la Alcantarilla. 5)el periódico ametrallamiento de las faldas del cerro, desde la azotea del liceo significó igualmente arrasar con las viviendas pobres que allí existían. En ambos casos esto se hizo durante toda la noche del sábado. 6)Tanto las fuerzas leales al gobierno como las insurrectas sabían perfectamente que en el Fortin no había nada ni nadie. El bombardeo al fortín fue una solución de compromiso por la misma razón que los rebeldes no se enfrentaron con el destacamento de la GN a la entrada de la ciudad. Entre amigos eso de caerse a tiros no se hace!. 7)Los dirigentes civiles no tenían información cierta sobre el movimiento militar la noche del 1 de junio, razón por la que se fueron a Valencia en busca de información. Cuando se manifiesta el alzamiento militar no pudieron regresar. Es por ello que la incorporación de los civiles fue desordenada, espontánea y contradictoria. Los pocos dirigentes civiles apresados después fueron, o, atrapados en Valencia o a su regreso a la ciudad.Quienes se ocuparon de orientar a los civiles fueron guerrilleros liberados que estaban presos en la Base Naval. Casi todos fueron recapturados por no conocer la ciudad y por no tener a nadie que los conociera y resguardara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido su aporte, el cual no pasa de ser uno más de las distintas piezas dentro de esta colección de testimonios de espontáneos que, de ninguna manera, estoy seguro, pretendieron curarse en salud de calificativos como los suyos de "fundamentalmente ingenuas o infantiles". Su opinión también se respeta.

      Eliminar
  3. Creo que ha habido una interpretación errónea de lo que escribí. Al referirme al carácter ingenuo o infantil de las opiniones no pretendí irrespetar a quienes opinaron, sólo subrayo el carácter infantil o ingenuo de los recuerdos de quienes opinaron, adolescentes o incluso niños al momento de los sucesos. Lo sorprendente es que transcurrido tanto tiempo todavía vean estos sucesos desde ese ángulo.Su observación me permite introducir, aunque muy superficialmente, un segundo aspecto del problema:
    el porteñazo, así como las guerrillas de los 60, prolongadas en los 70 y 80, son consecuencias directas de la manera como los dirigentes de izquierda de la época conceptualizaban su quehacer político: la toma del poder político se asentaba en la construcción y funcionamiento de un "brazo armado" (expresión usual del partido comunista) a ser utilizado como argumento de presión real en la negociación política, y no como un nivel más complejo y superior de la lucha política (aún cuando esto afimaban repitiendo el esquema de Lenin). Recuerdese que el partido comunista venezolano se funda como partido de la clase obrera, en un país rural que apenas iniciaba su incorporación al siglo 20 en 1935, en ausencia de un sector obrero urbano significativo en términos nacionales. Cuestión que observaremos de nuevo en la década del 60, cuando se auspicia un movimiento guerrillero rural, después del fuerte éxodo campesino a los campos petroleros y el surgimiento de los cordones de miseria alrededor de las grandes y medianas ciudades. Partido de la clase obrera sin obreros, guerrillas rurales sin campesinos. El atajo de la asonada militar forma parte de la misma carencia: ignorancia política y aislamiento y distanciamiento de la población a la cual pretendían servir. Aún recuerdo la confesión de un joven ansioso por incorporarse a las guerrillas: "Eso de que la guerra será larga, será un año o dos?" No resistió la provocación, participó en el porteñazo y estuvo preso en Tacarigua. O la confesión de un antiguo aguilucho: feliz de estar preso con todos los dirigentes comunistas, ahora si tendría con quien discutir sus lecturas de El Capital, de Marx. Su mayor frustración: nadie se había leído el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy digna aclaratoria, continuamos tratando de dejar constancia de un amargo capítulo en la vida de los porteños y de todo el país, que a muchos de los que han colocado sus testimonios les sorprendió en su baja, mediana o alta adolescencia. Saludos cordiales

      Eliminar
  4. Un hecho interesante acaecido más de 30 años después del Porteñazo, fue la repentina muerte de uno de sus protagonistas. Me refiero al Vicealmirante Justo Pastor Fernández, ex-Comandante General de la Armada y que en febrero del año 1998, dos días después de haber sido nombrado Primer Presidente del CNE, muere extrañamente de un infarto. De no haber fallecido le hubiera tocado presidir el recién creado organismo en las elecciones donde fue electo Presidente el Comandante Hugo Chávez. Pero la "providencia" no lo permitió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto, aprecio tu comentario para continuar añadiendo secuelas del porteñazo que deben quedar en la mente de los que nos sigan. Gracias.

      Eliminar