Capítulos

25 de mayo de 2012

DOMINGO 7: Misión “Derecha Golpista”



Con menor propaganda pero mayor efecto en los huesos, la  misión más aguantada en catorce años de “República Bolivariana” (RB), por acción y omisión, sería sin competencia alguna la de su “Derecha Golpista”. Por su intermedio se asestarían fulminantes puñetazos al pueblo justificando a delincuentes,  corrupción en la liberación de asesinos y ladrones, tolerancia de la circulación de armas de fuego en barriadas  y cárceles que, en conjunto, ayudarían a derrotar a la insuficiente policía honestas y a  dejar calles y avenidas, de día y noche, a secuestradores, a asaltos en colas de vehículos, robo de automóviles y despojos de peatones de teléfonos móviles y otras pertenencias, y frecuentes muertes ó heridas graves.

De allí el apuro electorero de la misión “A toda Vida Venezuela” intentando desviar la atención con  promesas viejas que ya no cumplieron ni cumplirán,  y el uso repetido de la etiqueta de “derecha golpista” para culpar a otros con este cliché cuyo significado sólo entenderían el más anciano de los miembros del  Consejo de Estado, ó su contemporáneo Fidel Castro, el tutor extranjero de la “RB”,  quienes ligaditos obligarían al  comandante-presidente  a hacer el rídiculo, repetiendo como muy original aquella antigüedad con la que ellos atacarían por despecho a  los firmes defensores de libertades.


Aunque achacosa -por ahora ó siempre-, estaría prohibido olvidar que la auténtica misión “Derecha Golpista” se incubaría desde los mismos orígenes de la “RB”, en sus también primeras manifestaciones de “Abuso Verbal”. La descalificación de gran parte de la población, humillaciones y burlas, exclusiones de empleos y asistencia pública, constituirían formas de atropellos “destructores de la igualdad de oportunidades, de la autoestima, la felicidad y, lo más importante, de la propia identidad personal”, agotando la resistencia individual que caería entrampada en una sola mezcolanza roja, descerebrada y sometida a intereses de la Cuba Comunista.

Sin saber nunca si primero fue la identificación natural de unos con otros, o quizás el efecto indirecto de una dañina influencia, ó tal vez fatal coincidencia, un ejemplo adicional de “Abuso Verbal”, si bien menor, fue el atribuido al simpatizante de la “RB”, el argentino Diego Maradona, multado con 9.000 dirham en diciembre pasado, por ataques como guía del equipo Al Vasl a su par del Al Ain. Días antes había sido multado y suspendido por 3 partidos, por pelear con otro entrenador. Sin embargo, un caso público de extremo  abuso fue el del igualmente declarado partidario de la “RB”, el boxeador Edwin “Inca” Valero, quien en 2010 después de repetidos maltratos terminó por acuchillar a su esposa, y luego acabaría con su propia vida colgándose del cuello.

Existen estudios sobre esas conductas enfermas, catalogando señales del abuso verbal según lo siguiente: Siempre se refiere a la opinión de los demás como irrelevante y equívoca. Desconsideración por los sentimientos de la persona. Usar en broma el abuso verbal. Rehusarse a escuchar a otros. Usar acusaciones y la culpa para manipular y controlar a otros. Restar importancia a las preocupaciones de los demás. Criticar consistentemente la seguridad de una persona. Cancelar a propósito citas y acuerdos. Negar la perpetración del abuso. Provocar temor en la gente por medio de los ataques de ira (1). Hay que huir de quienes reúnen esas características, así se vistan de ovejitas sanas.

-----------------



1 comentario:

  1. me parecio un excelente articulo que desnuda la maldad del gobierno de turno, pues su turno se acaba el oct 7, felicitaciones,
    nestor g ramirez

    ResponderEliminar