Capítulos

20 de abril de 2012

DOMINGO 7: Malos Sueños


Por Josué Domingo Fernández Alvarado



Una serie de malos sueños, de naturaleza contagiosa, estaría volviendo locos a funcionarios de la República Bolivariana (RB) y a sus asociados en delitos que cuentan desde contrabandos en maletines repletos de divisas monetarias, subsidios a merodeadores para pagar adulancias,  arreglos ajenos a intereses nacionales sin cubrir exigencias constitucionales además, aguantadores de fondos para “Cubazuela”,  privilegios a narcotraficantes,  favores con sobreprecios, comisiones y peculado de bienes pùblicos, asalto ilimitado a dólares controlados, y hasta violaciones del ordenamiento legal y judicial para sellar con impunidad cualquier fechoría de ese régimen.

Los malos sueños comenzarían a reportarse entre asistentes a  un “kindergarten” –llamado así por sus dueños, en vez de “jardín de infancia” ó  “pre-escolar”, por ataduras al pasado–.  Allí se encontrarían Eliitas, Nicolasito, Mariita, y otros, el día que se tomaría como cosa de muchachos su extraño comportamiento, al término de una clase extraordinaria en domingo, cuando, en vez de irse a tirar piedras en la plaza ó romper vidrios a la escuelita según acostumbraban, en grupo huirían aterrorizados por un cuento en el que aparecía un  “jinete sin cabeza” ó un espanto todavía peor. Como igualmente era habitual, los alumnos no interrumpirían al maestro mientras les hablaba por horas echando sus historias, sin dar chance a nadie, y  sólo recordarían que un tal Imperio encargaría al fantasma, con hacha química en su puño,  la tarea de emprender la guerra biológica e inocular de enfermedades fatales a mandatarios latinoamericanos.  

Esa especie de jinete sin cabeza reaparecería recientemente, quizás como emisario de un imperio distinto, provocando mayor desconcierto porque en la mano del hacha traía la proclama de una fórmula de triunfo, para el caso de que el regimen continuista de la RB se viera imposibilitado de presentar su cara repetida a la reelección indefinida. Las señas ofrecidas del sustituto apuntarían hacia un abogado, también viejo denunciante por televisión, de mayor edad actualmente a la que tenían aquellos de la generación del 28 que tomaron el gobierno venezolano 30 años después, pues éste veterano optaría ahora por cuarta vez al mismo cargo (1973,1978, 1983), a casi 55 años de su aparición al fin de la dictadura perezjimenista.

Pero lo que habría despertado descomunal alegría en el cenáculo del PSUV sería la última predicción, atribuida al mismo fantasma del jinete sin cabeza, que  en el bando opositor quedarían tan desconcertados y vueltos leña con el suplente que defendería el continuismo de la RB el 7 de Octubre, que correrían a desconocer  los resultados de las elecciones primarias celebradas el pasado 12 de Febrero, en las que se escrutó la cifra record mundial de 3.040.449 votos, equivalente al 17% de  la población, y fue escogido un candidato de unidad con el 64,22 % de las preferencias de los electores.  

De regreso al “kindergarten”, los malos sueños no dejarían roncha entre los muchachos que, pocas mañanas después, como si nada, retomaban su normalidad y  se gritaban los unos a los otros por sus apodos de “guón”. Luego añadirían tiempo perdido a escudriñar otros sobrenombres y descalificaciones con los cuales igualar a su  nivel infantil a quienes sí hacen esfuerzos dignos para sostener con su trabajo a aquel país, al que los primeros perjudicarían hondamente con  ineptitudes, negligencias  y desafueros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario