Capítulos

2 de diciembre de 2011

DOMINGO 7: CANDIDATOS 2012


Por Josué Domingo Fernández Alvarado

En la foto oficial de largada, edición especial “Clásico Presidente de la República 2012”, el puesto uno fue asumido hace meses en partida adelantada por el candidato a reincidir,  sin discusión de propios ni de extraños,  y ante la vista gorda del Consejo Nacional Electoral y demás organismos públicos obligados a sancionar ventajismos.  Tampoco fue obstáculo para esa carrera prematura la democracia interna del PSUV, invocada en voz baja por algunos de sus más osados militantes, quienes aún se atreven a insinuarse como relevos, debido a supuestos  riesgos de salud del repitiente por cuarta vez desde 1998.
Entonces, 2012 no traería otras designaciones por aclamación forzada, como la anterior; pero, contrariando tal vez inaceptables deseos de monarquías y tiranías pasadas de moda, la ciudadanía remanente celebraría los valores democráticos y la participación real que le estaría negada  a la población seguidora del gobierno. Así, ya se  habría iniciado la discusión de nombres de mujeres y hombres y de sus proyectos alternos, para una Venezuela que mantendría nuevos liderazgos hasta el 2018. De estos planes, uno de los más importantes sería el del rescate de  la alternancia de los gobernantes, con su renovación periódica dando oportunidad a ideas frescas de gente convincente y bien preparada.
De allí el entusiasmo de creciente número de venezolanos, como los mejores fanáticos, disfrutando la emoción de cada detalle desde las  gradas,  y los comentarios consiguientes  por prensa, radio y televisión. La respuesta del lado oficialista continuista  es de tristes rabietas, descalificaciones,  y “ofertas raspa olla” para comprar votos, estas últimas a través de predecibles encadenamientos de medios públicos y privados, sin consideración alguna a los agotados  invitados y técnicos que deben padecer esa tortura “en vivo”, y mucho menos a leyes y reglamentos sobre la materia, al estilo militar del plantón y del  aquí sólo mando yo.
Hasta ahora, sin embargo, ni la campaña sucia en cuarteles, la demagogia y demás amenazas han sido suficiente para echar atrás la decisión de las mayorías por la transición pacífica, festejando como anticipo de tiempos extraordinarios, esa voluntad contundente de media docena de ciudadanos de distintas ideologías y extracción social, quienes compiten en eliminatorias previas para definir al  abanderado de la Unidad.
En la largada hacia 2012, a propósito del evento del catorce de noviembre pasado en la Universidad Católica Andrés Bello, en el puesto uno fuera de esa competencia siempre apareció el candidato de la partida adelantada, y también ese día en cadena previa, personificando la continuidad de la realidad que se sigue viviendo desde hace trece años. No obstante,  entre los cinco que restan en la foto, faltando Pablo Medina por su salida demorada, en cualquiera de éstos sobresale su condición democrática de promisor contendiente para reorientar a la nación, con el cambio victorioso en  los comicios presidenciales de Octubre del año entrante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario