Capítulos

6 de mayo de 2011

DOMINGO 7 / Sin ley ni esperanzas

Opinión
Dom, 12 de Septiembre 2010, 07:25:05

DOMINGO 7 / Sin ley ni esperanzas

 

Hasta ahora, el mayor énfasis puesto en los postes de luz de cualquier calle -lo que más se ve-, es en la presentación de candidatos por nombres, por fotos, por procedencia, y por cierto, en referencia a películas de vaqueros como la titulada arriba./ JOSUÉ DOMINGO FERNÁNDEZ A. 

 

Por Josué Domingo Fernández A.

La ocasión de las votaciones para sortear miembros de la Asamblea Nacional del período 2011-2016, ha sido tibia en conjunto para fraguar compromisos sólidos contra lo que más afecta a los venezolanos como es la dificultad de despertar a diario sin intranquilidades, en fraternidad con los otros, en primer lugar; y  donde el derrotero de futuro se pudiera al menos divisar en el progreso de las generaciones que nos abrazan hacia arriba y abajo. Sería mucho pedir, con la protección imperativa de la justicia, con accesos dignos a la educación, la alimentación, salud y vivienda, sin demagógicas “cédulas del buen vivir” devenidas en  apurado anuncio electorero oficial.

Hasta ahora, el mayor énfasis puesto en los postes de luz de cualquier calle -lo que más se ve-, es en la presentación de candidatos por nombres, por fotos, por procedencia, y por cierto, en referencia a películas de vaqueros como la titulada arriba, se recuerda que en sus escenas se colocaban carteles con la cara de alguien porque la ley los buscaba por sus fechorías, y pocos gustaban de esa mala propaganda. Pero más que actores de afiches, aquí urgen servidores públicos capaces de revertir ese título cinematográfico destacado en la gráfica.

Las reediciones temáticas del llamado a votar se aprecian con mayor profusión en las fotos del Presidente de la República, quien así se estaría lanzando tácitamente como  candidato a la Asamblea Nacional, de forma ilegal; otras, para reconocer a los que ahora sí son de la izquierda veraz pero expulsada del PSUV que desvió el rumbo; de los militares buenos y que añorarían a Pérez Jiménez sin llegar a decirlo; y los de la “MUD”, que son blanco de ataques de los ya mencionados, y de los propios que no están en sus planchas por lista ni como candidatos individuales, porque no tenían con qué o por escasez de primarias. Varios independientes van  por su cuenta.


Con innegable descontento por la prioridad dada a la lucha de cuotas, por encima de la consecución de metas comunes, que en cierto modo conecta sin distingos a protagonistas del drama político –viejos y nuevos-, pero como colaboracionistas en algún grado contra el mayor interés de la población ya expresado en el primer párrafo; aún así, el domingo 26 de septiembre acompañaremos a votar a quienes desean reafirmar la vía democrática y apuntalar la pluralidad representativa de las distintas tendencias inscritas en la contienda, con la convicción de que los venezolanos no seremos menos para retomar un puesto relevante entre las grandes naciones de progreso.

Es la ocasión de votar contra todo autoritarismo, para defendernos de  atajos amanecidos, de donde vengan, porque, incluso en el imperio aborrecido oficialmente, también paraíso de “pitiyanquis”, que en su época sirvió de escenario a las ya aludidas películas de vaqueros, con esfuerzo sostenido impusieron la ley  y siguen esparciendo esperanzas entre los suyos y ajenos, en contraste con la supresión de libertades de quienes se dicen sus adversarios en edenes comunistas reales o aspiracionales.
.

VEA OTROS ARTÍCULOS DEL AUTOR:

No hay comentarios:

Publicar un comentario