Capítulos

6 de mayo de 2011

DOMINGO 7 / Sentido del equilibrio o chau Maradona

Opinión
Dom, 01 de Agosto 2010, 05:33:37

DOMINGO 7 / Sentido del equilibrio o chau Maradona

El sentido del equilibrio es el más fuerte en los verdaderos líderes, cuyos mandatos suscitan obediencia indiscutible para llegar a metas nunca alcanzadas. Ellos quedan para siempre en la memoria de los pueblos, sus hazañas se recuerdan de manera perpetua, y el respeto, la admiración y la cita ejemplar de sus acciones igualmente persisten como referencia por muchas generaciones./ JOSUÉ DOMINGO FERNÁNDEZ A.

Por Josué Domingo Fernández A.


El sentido del equilibrio es el más fuerte en los verdaderos líderes, cuyos mandatos suscitan obediencia indiscutible para llegar a  metas nunca alcanzadas. Ellos quedan para siempre en la memoria de los pueblos, sus hazañas se recuerdan de manera perpetua, y el respeto, la admiración y la cita ejemplar de sus acciones igualmente persisten como referencia por muchas generaciones. A Vicente del Bosque nadie le niega hoy esa condición de líder, a la que llegó sin atajos ni improvisaciones.

Equilibrio como vocablo resumiría muchos sinónimos como proporción, moderación, medida, mesura, armonía, sensatez, prudencia, que en conjunto satisfarían exigencias básicas de multitudes -que toman en serio su progreso- para quienes aspiran dirigirlas responsablemente, en buena lid.

De otro lado, los timadores de ese rol –como se empeñó Diego Maradona en personificarlos como Director Técnico de Argentina, por mal ejemplo, entre otros-, constituyen una nota discordante y a menudo encarnan un antónimo de la palabra líder. Estos segundos poseen como insignia el insulto y la descalificación de los que no comparten iguales simpatías; la permanente sobrestimación de lo que harían antes de algún encuentro es otra de sus características, y muchos se reservan el recurso extremo de la violencia, hay quienes lloran, si les cantan la derrota y se acaban  las argumentaciones para defender las posiciones sostenidas. Lo vimos antes y durante Sudáfrica 2010.

En la vitrina de casos colosales de equilibrio ya está la positiva cadena de enseñanzas que deja Vicente del Bosque, Director Técnico de la inédita España Campeona del Mundo, como algo superior a esa misma proeza deportiva. Se conseguiría resumirlas ligeramente -para el fin de este artículo-,  en la valoración respetuosa del contendor, la evaluación ponderada de las distintas etapas de sus sucesivas conquistas, la eliminación del juego sucio como estrategia para ganar, y la asimilación de triunfos y derrotas con  destacada humildad en unos y otros casos.

Sin rastro alguno de manos divinas, ni estimulantes permitidos o prohibidos, en el palmarés de Vicente del Bosque como entrenador -tiene en su hoja el ascenso al primer equipo del Real Madrid el 1de julio de 1970-, antes de esta Copa del Mundo, ya contaba con 2 Ligas, 2 Copas de Europa, 1 Supercopa de España, 1 Supercopa de Europa, y 1 Copa Intercontinental. Además suma ahora otra distinción que aparece  en reciente reporte de la Federación Internacional de Historia y Estadística (IFFHS), como el primero en la lista de los técnicos más apreciados de los 32 que participaron  en Mundial Sudáfrica 2010. Bastante, para añadirle como suyo el gran valor de negarse a andar por el mundo exhalando orgullo de sobra convertido en soberbia.

La actitud de del Bosque contrasta con la de otros, con menos que ostentar, tal ha sido la excéntrica actuación de Diego Maradona, quien fue huésped oficial del gobierno de Venezuela la semana antepasada, días antes de producirse la noticia de la decisión del Comité Ejecutivo de la Asociación de Fútbol Argentino, con el pleno de sus miembros (28 en total), de no renovarle el contrato en su carácter de director técnico.
Considerando exclusivamente su categoría de  técnico de la selección argentina, Maradona ya había parado también entre los menos apreciados por la IFFHS. Así, se quedaron  por fuera del catálogo de cualidades que se esperan de un líder el “Dejarse dominar por la ira y consumirse en su propio rencor” como fue reportado en periódicos al contabilizar sus insultos, entre muchos,  a los periodistas en 2009, a Pelé y a Platini, tampoco el prometer desnudos públicos, ni entrometerse en la política de otros países en repetidas ocasiones.
Uno de los atractivos del Líder verdadero está en su credibilidad, para anticipar magistralmente oportunidades y problemas, amenazas y fortalezas, que causen estragos por excesos de confianza o temores infundados. Del Bosque había sentenciado que la derrota del Barcelona ante el Inter en la Liga de Campeones “es un aviso de lo que le puede esperar a España en el Mundial de Sudáfrica”. Otros “líderes” –como lo hizo Maradona- continuamente aseguran que son invencibles y que le ganarían a cualquiera. “El "Diez" se convirtió en el entrenador que dura menos tiempo al frente de la albiceleste con un año, siete meses y doce días” (El Universal/AFP).
ADVERTENCIA del Autor: Todo lo escrito es opinión por puro deporte, por lo que agradece abstenerse de cambiar el apellido de Maradona por cualquier otro.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario