Capítulos

6 de mayo de 2011

DOMINGO 7 / El fraude del eslabón perdido

Opinión
Dom, 21 de Noviembre 2010, 03:52:32

DOMINGO 7 / El fraude del eslabón perdido

 

En Venezuela, tampoco han faltado poemas, canciones, gigantografías y esculturas populares dedicados a los eslabones rotos con la anuncia de personajes notables... / JOSUÉ DOMINGO FERNÁNDEZ ALVARADO 

 


El 21 de Noviembre recuerda hechos anteriores, de los que se podría desprender que la proximidad de los fines de año, precipitaría proyectos destinados a cambiar el curso de los acontecimientos. En Venezuela, por ejemplo, en tal dirección coinciden los casos del Día del Estudiante, derivado de su huelga contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1957, así como el de  los últimos detalles del golpe militar del 27-N de 1992, contra el sistema legítimamente democrático de entonces.

A nivel internacional, también un 21 de Noviembre, pero de 1953, en Inglaterra se descubre una de las más grandes burlas en la historia de la búsqueda infructuosa del eslabón perdido, en la línea evolutiva del ser humano. El “Hombre de Piltdown”, como fue denominado,  se creyó verdadero durante cuarenta y cinco años, desde que se anunciara su descubrimiento en 1908, hasta 1953 cuando el fraude  fue finalmente expuesto, y puso al descubierto una extraordinaria conspiración de personajes muy conocidos en su tiempo.

La coincidencia de esas fechas y sus temas de sustento, las harían hermanas circunstanciales para tratar de comprender una de las mayores quimeras del hombre, en todas las épocas, como ha sido la de encontrar eslabones perdidos de cadenas rotas, que nunca han existido quizás pero que son necesarias para justificar sus frustraciones y limitaciones, de cualquier tenor. En ese orden de ideas, en los enlaces de la utopía del gobierno perfecto, o en la ambición desmedida  del “yo lo haría mejor”, probablemente algunos hijos o nietos de los jóvenes de 1957, formaron fila entre los conspiradores, directos o indirectos, alzados contra esos mismos sueños originales, aparentemente olvidados en 1992.

En Inglaterra, el fraude del falso eslabón del “Hombre de Piltdown” involucró a notables de esa sociedad que, por intereses espurios, secundaron el hallazgo del arqueólogo aficionado Charles Dawson. Se menciona entre ellos al eminente paleontólogo Smith Woodward del Museo Británico; a William Johnson Sollas profesor en la University College, Bristol, en Trinity College (Dublín), y en la Universidad de Oxford, miembro de la Royal Society, y ganador en 1907 de la medalla Wollaston, de la Geological Society. Igualmente, existen teorías diversas que han atribuido la invención a algunos de los hombres más famosos de la época, incluyendo a Arthur Conan Doyle y a Teilhard de Chardin. A pesar del fraude, se ha erigido, por suscripción popular, en el lugar donde se descubrieron los huesos, un monumento honorífico a esos restos.

En Venezuela, tampoco han faltado poemas, canciones, gigantografías y esculturas populares dedicados a los eslabones rotos con la anuncia de personajes notables, bastante menos que los ingleses, pero que serían mentores de acontecimientos contra el sistema democrático el 27 de Noviembre de 1992, y antes el 4 de Febrero del mismo año. A muchos de ellos se les recuerda igualmente como autores de sucesivas loas a la gesta estudiantil del 21 de Noviembre de  1957, contra una dictadura, a la que deseaban reemplazar por un régimen de libertades, del que se apartaron para impulsar su menoscabo por demás patente en el 2010.



Josue Fernandez
EN VENEZUELA AÚN BUSCAN AL ESLABÓN ...(ANUENCIA NO ANUNCIA) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario