Capítulos

28 de mayo de 2011

DOMINGO 7: HUIR DESPAVORIDO




Si el gobierno actual repitiera en 2012, la lista y persecución de venezolanos desubicados e  ilegales en el mundo aumentaría sustancialmente, de acuerdo con las previsiones de los que esperan que sean otros quienes conviertan en milagro su condición para quedarse en Venezuela. Solo así despertarían de su vieja pesadilla superior a una década, sin hacer nada para salir del atolladero, aunque tampoco preparando las maletas para la huida final despavorida.

La decisión de irse ó quedarse en el país debería resultar de un proceso maduro, pesando los pro y contras de convertirse en ciudadano de segunda en otro lugar del planeta donde las prerrogativas son de casi exclusividad para nativos y ajenas a los  extranjeros, especialmente en estos tiempos de crisis en que las sociedades reclaman a sus gobiernos mas empleos, acceso a la educación, a la alimentación, la salud y la vivienda, que ya eran deficitarios  en épocas mejores. 

 Josué Fernández 

La muestra de excepción la da un reducido número de venezolanos formados en la democracia anterior que permitía la superación de quienes se lo proponían, con las calificaciones y competencias profesionales adecuadas, viviendo ya en el extranjero sin atormentarse con cadenas dominicales, insultos, tampoco ofertas demagógicas ó populismos, manipulaciones judiciales y electorales, y con recursos económicas que distan mucho de estar al alcance del promedio local. 

La regla en el grupo de los que ya están afuera se halla sin embargo en los que ahora viven peor que aquí, y que persisten reacios a reconocerlo, haciendo de su sufrimiento extranjero su “mejorada” existencia. Antes de su voluntaria deserción, a quienes les quisieron escuchar, les juraron que no regresarían más nunca a este país convertido en lo peor de cualquier imaginable tragedia, y en el que nadie hacia nada para ponerle fin, omitiendo en esa generalidad la inclusión de  sus mismas personas.

Entre los que aún permanecen aquí los hay que de igual forma abandonaron a Venezuela a su suerte, hace tiempo, siendo ajenos a cualquier iniciativa ciudadana, como los del extranjero imposibilitados por la distancia o por determinación irrevocable, pues no habría remedio posible con un gobierno arbitrario poseedor de la totalidad de  las armas para perpetuarse, y unos políticos “comeflor” nada contundentes. Con más de lo mismo sofocando sus esperanzas, para ellos  se impondría la renuncia a una patria legítima, perdiendo de paso la conexión con el único sitio que les toleraría defectos y virtudes, a semejanza de las buenas madres que nunca rechazarían a sus “ovejas negras” con las preguntas amenazantes ¿De dónde eres?¿Qué buscas? ¿Dónde naciste? ¿Te debemos algo?

De tal manera, unos que se fueron y otros que ya están idos mental y afectivamente, ambos se rindieron sin plegarse a la opción de las luchas por sus indiscutibles derechos ciudadanos, por la decencia y un gobierno competente, con el inútil aliento de la descalificación de los que buscan salidas pacíficas que nunca ocurrirían según sus pesimistas pronósticos.  El asunto en vez de huir ó quedarse, sería el de darse la vuelta atendiendo a la exclamación original del “vuelvan car…as”, cargados de renovados bríos para enfrentar la propagación a esta tierra del fracaso cubano, con sus atroces consecuencias de más de cincuenta años. 



21 de mayo de 2011

DOMINGO 7: HABLARLE AL FUTURO

fernandez.josue@gmail.com
http://enfoques365.net/C2S426-josue-fernandez.html

En una historia de más de 2011 años, únicamente de acuerdo al calendario cristiano, el planeta tierra, sus habitantes y los países que la integran han logrado sobrevivir a situaciones destructivas de guerras que conllevan genocidios, de la esclavitud de congéneres, de sistemas que inducen al exterminio o al suicidio; ó a gobiernos que, a través de artimañas, aniquilan voluntades y cualquier noción de futuro, casi siempre por el egoísmo de unos pocos que perseguirían sus cortas preeminencias  en esa saga de millones de siglos.
Afortunadamente, tarde o temprano, las amenazas contra la humanidad  y las de sus Atila convertidos en depredadores atolondrados porque nunca más crezca la hierba por donde pisen sus caballos,  todos se enfrentan al final  del que salen derrotados, y así se da la continuidad del relato de las civilizaciones tal cual se intenta abordar en este texto.
En Venezuela, sin embargo, mientras llega esa hora de la justicia implacable del tiempo -que se extinguirá sin dejar a nadie por fuera-, es demasiado grande el daño progresivo a los  inocentes de las generaciones por venir mediante la visible negligencia gubernamental  para cumplir sus tareas de sostener los servicios de luz, de agua, de alimentación, de vialidad, de empleo, de salud, de educación, de vivienda, etc. Sólo contaría en verdad la propagación de miseria y de dependencia  de los menos afortunados para cobrarles con los votos que sostendrían a los sátrapas en el gobierno, a la usanza del copiado modelo cubano, aunque allá han comenzado a rectificar, pero de palabras por ahora.
El asunto  es muy serio como para darle la espalda y hacerse el desentendido. Como conglomerado nos estamos tragando lo que debía alcanzar para los venezolanos de mañana, y nadie está sembrando para volver a cosechar algún día. El problema es ya de la ausencia de explicaciones razonables para los hijos,  los nietos y demás, porque estamos viviendo de lo que podemos pagar a otros países mientras haya el dinero del petróleo. El gobierno crea riquezas afuera, y pobreza y exterminio hacia adentro.
La existencia de cada uno, hombre o mujer,  está marcada por un afán básico por dejar descendencia, según todos los indicadores sensoriales más evidentes a partir de la pubertad. La completa diversidad de especies naturales tendría ese objetivo común de mantener la biosfera hasta el fin de los tiempos. El ser humano, como excepción, por superioridad racional, con especial celo por sus crías, además perseguiría como misión el hacer viable esa biosfera librándola de los riesgos que amenacen su persistencia.
Entonces, a los venezolanos con un tanto de conciencia básica, para librar amenazas y preservar al país que desearíamos para hijos, nietos, y siguientes, sería necesario comenzar a ganarlo desde ya. Mientras se aplauda lo que está ocurriendo hoy, a corto plazo no habrá otro empleo que el que ofrezca el gobierno, tampoco salarios distintos a los que allí se decidan, de nada serviría un título de educación como medio de superación pues el único patrono sólo pagará lo que quiera, la salud se alcanzaría según listas de espera, la casa de la que nunca se tendrá título de propiedad sería de préstamo por un rato, o inalcanzable como la zanahoria delante del caballo,  matando así el derecho a sueños para vivir de tristes realidades.



 Josué Fernández
HABLARLE AL FUTURO: USO Y ABUSO DE PROMESAS SOLO DEJA TRISTES REALIDADES. 


15 de mayo de 2011

El lenguaje es un encierro

EL NACIONAL - Domingo 15 de Mayo de 2011 Opinión/8
 

Opinión


ATres Manos Miradas múltiples para el diálogo atresmanosrlanz@gmail.com


El lenguaje es un encierro

RIGOBERTO LANZ




"Lo que prevalece y abruma es lo secundario y lo parasitario".

George Steiner: Réels Pré- sences, p. 154
L os amigos Esteban Emilio Mosonyi y Jonatan Alzuru han estado ocupados en un importante debate en el que yo mismo he servido de inspirador. Tal vez sea el momento de una breve acotación. El lector puede que haya perdido los hilos de la discusión inicial, pero no importa. De momento me ocuparé sólo de una derivación de esa conversa para no "llover sobre mojado". ¿De qué se trata? Vamos a tomar como una ingenuidad la afirmación del amigo Alzuru de que el lenguaje "no sólo es cárcel", que "lo constitutivo del lenguaje es el fluir". ¡Malas noticias! Para no andar por las ramas, digámoslo brutalmente: el lenguaje es esencialmente cárcel y lo que le es constitutivo es el encierro. Exactamente lo contrario de lo que dice nuestro amigo.

La tiranía del significante no se resuelve con el juego del significado (salvo momentos excepcionales de la palabra poética y rupturas rarísimas en el pensamiento). El lenguaje, sobremanera cuando se hace discurso, está allí para normalizar, no para liberar; está allí para instrumentalizar, no para emancipar; está allí para disciplinar, no para rebelar. Incluso en las sociedades más inocentes, el lenguaje es un normalizador, es decir, funciona como dispositivo que recorta la realidad de un cierto modo (no tiene otro remedio) y nombra el mundo de la manera que una cierta configuración cultural puede hacerlo (no tiene más opciones).

Pero como las sociedades no son tan inocentes, entonces la cosa se pone más complicada: es ahora el poder el vector principal que saca provecho de la socialización lingüística para su reproducción, para la construcción de subjetividades, para la construcción misma de la "realidad". Esta jaula reforzada es lo que tenemos como discursividades en nuestras flamantes sociedades. Son las prácticas discursivas los nichos más potentes de reproducción de las relaciones dominantes.

Peor aún en los estilos lingüísticos caracterizados como el de la ciencia y todos aquellos lenguajes prelegitimados por la autoridad de algún poder (en todos los terrenos, la sexualidad incluida).

"Las personas no hablan, son habladas", nos recuerda el maestro Michel Foucault. "Capital cultural y capital lingüístico son condiciones constitutivas de lo que hablar quiere decir", nos recuerda el camarada Pierre Bourdieau. ¿Entonces? ¿A qué viene la candidez de definir el lenguaje como este puro "fluir"? Parece poco creíble que el amigo Jonatan esté siendo víctima de una inocentada. Me parece más bien que el asunto va por el lado de un sustrato filosófico no bien defecado que presumía una universalidad de lenguajes bien posicionados en la flamante cultura occidental. Desde allí se puede condescender a esas pequeñeces del diálogo de saberes, pensar desde el Sur, interculturalidad, encuentro de civilizaciones. Pero aún en este trance, es pedir demasiado en nombre de un presunto lenguaje que "fluye".

Otra cosa es reconocer también que el mercado lingüístico (Bourdieau) funciona de modo contradictorio, no es un territorio plano y unilineal. Como todas las relaciones de poder, allí también hay resistencia (Foucault). Los pliegues, efectos perversos y fisuras del lenguaje están por todos lados.

La gente se las arregla para bordear las rigideces del discurso políticamente correcto: desde los sincretismos que siempre han existido, hasta las novedosísimas maneras de escribir mensajes de texto (asunto que tanto preocupa a la compañía "Telefónica" porque está deformando el español). Pero esto ocurre a pesar del lenguaje mismo, es decir, es la contestación a sus límites, es la búsqueda de otra semiótica, es la posibilidad de rupturas con las jaulas discursivas.

Lo que sí sería una ingenuidad imperdonable sería creerse en serio que esto ocurra "espontáneamente", como una propiedad de la lengua. Esta universalidad agazapada es una trampa.

No hay posibilidad emancipatoria que no pase forzosamente por la superación de los modos de nombrar. Ignorar esta premisa básica es lo más caro que han pagado todos los intentos revolucionarios que conocemos.



 

14 de mayo de 2011

DOMINGO 7: “QUEBRADOS”






Por Josué Domingo Fernández Alvarado


Los “partidos” políticos, más bien los “quebrados” políticos: PSUV, tradicionales y reencauchados, de la mentada quinta o de las anteriores repúblicas,  tienen igual sentido, responsabilidades, éxitos o fracasos que los de  sus integrantes juntos o separados, quienes habrían convertido a esas instancias de la sociedad civil en contubernios apagados y sin brújulas por acción y omisión en comandita, como se deduce del vituperio bastante generalizado que merecen  de densos sectores  investidos por si mismos para “lanzar la primera piedra”, desafiando el reto bíblico.
En tal sentido, a las cloacas de los partidos políticos van a parar los insultos liberadores de las responsabilidades de cada ciudadano  en la exigencia del debido  decoro a las instituciones, públicas y privadas, y a sus propias personas,  mientras se pasa  esa rabia irrespetando las luces rojas en los semáforos, o montándose sobre  las rayas de peatones, o adelantando por la derecha, o trancando la vía cuando es evidente que el canal siguiente está atascado, por sólo mencionar unas pocas faltas de las más comunes entre la mayor parte de la población. En esa misma categoría de desahogo se encontraría el transitar por el hombrillo, y el acuñarse en las intersecciones congestionadas ignorando las colas de vehículos que llegaron primero. Al bajarse de sus automóviles, las filas se desconocerían por igual al momento de acercarse a un mostrador, y sería derecho adquirido el  atropellar al semejante que aguarda con justa prioridad por la atención correspondiente.
En la mejor tradición  del ventajismo individual,  pues los privilegios excluirían por descontado a los otros mientras no haya quien los dispute con un arma de fuego en la mano inclusive – como lo demuestra a diario todo tipo de delincuente –,  de las escenas mencionadas en los párrafos anteriores se sigue con la rutina arraigada en universidades, pasando por clubes, sindicatos, colegios profesionales, sistemas judicial, y en cuanta institución pública o privada se conozca, donde la consigna prevaleciente a la hora de repartir cargos sería la de favorecer primero a los familiares y amigos, sin importar credenciales ni experiencias más allá de esos vínculos originarios que resultarían indisputables en Venezuela, y la cual concedería  su aplauso siempre que reciba el beneficio, y sólo condenaría en caso contrario.
Unos y otros, que llenan los cascarones de los llamados partidos políticos, serían los venezolanos de este país de “quebrados”, como se les solía llamar a los reprobados en el sistema estudiantil a sus distintos niveles antes del cambio de nombre por “raspados”, y luego convertido en el “mea culpa” de la confesión voluntaria  del  “raspé” para asumir fracasos propios  en esos menesteres. 
Mientras cada ciudadano no asuma gradualmente su condición de  “quebrado” o “raspado” en conducta cívica y responsabilidad social, tampoco nos estaremos acercando a los partidos políticos que creemos merecer, y se hará peor la penitencia. Las víctimas de atropellos vivirán denunciando, acusados de conspiradores, y los victimarios anhelarán grados superiores de impunidad, según fuera su ausencia o presencia en el poder considerado excluyente por tradición aparentemente autóctona. Seguirán siendo “completamente normal”  las prácticas del  ventajismo, la mentira y el disimulo como norma proselitista, el clientelismo como filosofía y chantaje, el nepotismo, y la disciplina partidista justificando las componendas y complicidades, y con lo cual siempre quedaremos muy lejos del  país anhelado. Implicaría acabar, adicionalmente, con el tráfico de influencias y  la prerrogativa intimidante de ¿usted no sabe quién soy yo? “Quebrar” ya es también un sinónimo de amenaza de muerte, y “quebrado” del hecho consumado.






Josué Fernández

7 de mayo de 2011

TEMAS CLAVE EN LA WEB

  • La Comunicación Empresarial del Siglo XXI
Versión PDF:
  • Creación de la Imagen Corporativa
El Paradigma del Siglo XXI por Joan Costa, Agosto-Septiembre 2003
  • Importancia del Comunicador en la Empresa de Hoy

Trabajos Diversos sobre Identidad Corporativa 
Formato de archivo: PDF/Adobe Acrobat
de FM Serrano -
ddd.uab.cat/pub/tesis/2007/tdx-1213107-110239/fms1de1.pdf
Formato de archivo: Microsoft Powerpoint - Vista rápidaL
LA IDENTIDAD CORPORATIVA Y COMUNICACIÓN VISUAL. PROF. RUTH TAPIA N. ABRIL 28 DE 2004. UNIVERSIDAD DE CHILE. INSTITUTO DE LA COMUNICACIÓN E IMAGEN ...

  • ORGANIZACIÓN DE EMPRESAS, Editorial Mc Grow-Hill
28 de Octubre de 2009, Temas Claves en la Web, 
(Copiar de la anterior dirección electrónica o enviar SMS para obtener PDF)
 
  • CONSTRUYENDO FICHAS PARA LA EDICION Y ANALISIS DE MENSAJES CORPORATIVOS:
LOS ANUNCIOS. FICHA PARA EL ANÁLISIS DE MENSAJES AUDIOVISUALES
© Dr. Pere Marquès Graells, 2000 (última revisión: 7/01/09 )
Departamento de Pedagogía Aplicada, Facultad de Educación, UAB

  • EJEMPLOS VARIOS:





  • ANALISIS SEMIOLOGICO:


 
Micro análisis semiótico del afiche "100% Venezuela" que causó polémica en la Universidad de Nueva York

  • TEXTO RELEVANTE PARA ANALISIS DE COMUNICACIONES CORPORATIVAS:La comunicación integral del producto

http://www.bcd.es/es/page.asp?id=89





        6 de mayo de 2011

        TRABAJOS DIVERSOS SOBRE IDENTIDAD CORPORATIVA


        DOMINGO 7: SE BUSCAN MAJUNCHES

         
        En la sucesión presidencial que estaría planteada en Venezuela mediante elecciones en el 2012, para quienes enfrentarían al conocido candidato repitiente en ese cargo desde finales del siglo pasado y nuevamente ratificado por si mismo para la jornada que viene, estaría operando una miopía que quizás resultaría  de alumbrarse con velas por imposiciones gubernamentales, o por la conseja reiterada del regreso a la siembra por sistema de conucos, o al uso de muchas otras antiguallas restauradas las cuales han devuelto al país al mundo de hace más de cien años, incluyendo la sobrestimación del poder de curanderos, santeros e iluminados, pero “majunches” a lo siglo XXI. 

        Es así que en tal onda se ha colocado la acción de muchos de los llamados especialistas en temas electorales locales,  quienes vivirían entretenidos mirándose sus ombligos para pontificar sobre esos asuntos, mientras pasan por alto lo más apetecido por el sistema imperante así como lo que ocurre en otros países vecinos, por cierto los de mayores conquistas de bienestar en el presente y con proyecciones superiores de superación para  el futuro inmediato.

        Como si la salvación de Venezuela dependiera de un nuevo iluminado que ahora operaría los milagros siempre anhelado por todos, y esta vez sí para siempre, en la actualidad la acusación predominante de los anti-sistema es por  la falta de definición inmediata de ese ser que desde la oposición al régimen encarnaría al abanderado de los partidos políticos aglutinados en la “MUD”. Se ratificaría de esa manera el continuismo del presidencialismo a ultranza, el centralismo, y el desprecio por la exigencia de equipos de trabajo y programa de gobierno convincentes como fórmula para asegurar el avance más allá de la circunstancia de un elegido providencial. Es el tema de coincidencia con el candidato repitiente, quien también quiere su “majunche” ya, y ha entusiasmado a varios a lanzarse por la calle del medio desde ahora. La recompensa se pagaría en más de lo mismo hasta el 2021 y después.

        Dejando a un lado el potencial pedagógico de rechazar sin rodeos el retraso de Venezuela en su reingreso a la modernidad, ya avanzada  la segunda década del siglo XXI, esos especialistas electorales estarían malgastando energías propias y ajenas en la propagación de esperanzas sin fundamentos sobre esquemas que significarán adiciones al estancamiento económico, político y social como ya se ha comprobado en carne propia, y como sobran los ejemplos en los países enfrascados en la prerrogativa presidencial como método de dirección por intuiciones de un conglomerado, sin considerar otras opiniones y talentos, al estilo militar.

        Dentro del esquema de las antiguallas, una de las excusas de tales especialistas electorales la constituiría su desazón porque la demora en la escogencia del abanderado para enfrentar el continuismo del gobierno venezolano, le deja a éste peligrosamente el campo en solitario para cualquier maniobra que podría resultar irreversible, como si fuera posible detenerlas por aquel  medio nada original y ya transitado por otros en los últimos doce años, con resultados conocidos. La situación de la falta del candidato opositor hasta se compara de forma ligera e ingenua con un equivalente en el mercado, donde un producto siempre es adquirido a falta de otro que le compita, y así se forma una costumbre imposible de romper. En esa simpleza de ecuación poco importaría que la oferta vigente no esté funcionando bien, y tampoco la elemental dinámica de posicionamiento de los nuevos productos, que constantemente logran espacio cuando les llega su oportunidad, así percibida por los consumidores que además del producto se fijan en el fabricante, la garantía, los repuestos, el servicio técnico; es decir, en el paquete completo. Hablando de mercados, con todo el éxito del  rey iPad de Apple, entonces Sony no debería haber lanzado sus tabletas S1 y S2, un año y un cuarto después.



        Josué Fernández

         

        DOMINGO 7 / El fraude del eslabón perdido

        Opinión
        Dom, 21 de Noviembre 2010, 03:52:32

        DOMINGO 7 / El fraude del eslabón perdido

         

        En Venezuela, tampoco han faltado poemas, canciones, gigantografías y esculturas populares dedicados a los eslabones rotos con la anuncia de personajes notables... / JOSUÉ DOMINGO FERNÁNDEZ ALVARADO 

         


        El 21 de Noviembre recuerda hechos anteriores, de los que se podría desprender que la proximidad de los fines de año, precipitaría proyectos destinados a cambiar el curso de los acontecimientos. En Venezuela, por ejemplo, en tal dirección coinciden los casos del Día del Estudiante, derivado de su huelga contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1957, así como el de  los últimos detalles del golpe militar del 27-N de 1992, contra el sistema legítimamente democrático de entonces.

        A nivel internacional, también un 21 de Noviembre, pero de 1953, en Inglaterra se descubre una de las más grandes burlas en la historia de la búsqueda infructuosa del eslabón perdido, en la línea evolutiva del ser humano. El “Hombre de Piltdown”, como fue denominado,  se creyó verdadero durante cuarenta y cinco años, desde que se anunciara su descubrimiento en 1908, hasta 1953 cuando el fraude  fue finalmente expuesto, y puso al descubierto una extraordinaria conspiración de personajes muy conocidos en su tiempo.

        La coincidencia de esas fechas y sus temas de sustento, las harían hermanas circunstanciales para tratar de comprender una de las mayores quimeras del hombre, en todas las épocas, como ha sido la de encontrar eslabones perdidos de cadenas rotas, que nunca han existido quizás pero que son necesarias para justificar sus frustraciones y limitaciones, de cualquier tenor. En ese orden de ideas, en los enlaces de la utopía del gobierno perfecto, o en la ambición desmedida  del “yo lo haría mejor”, probablemente algunos hijos o nietos de los jóvenes de 1957, formaron fila entre los conspiradores, directos o indirectos, alzados contra esos mismos sueños originales, aparentemente olvidados en 1992.

        En Inglaterra, el fraude del falso eslabón del “Hombre de Piltdown” involucró a notables de esa sociedad que, por intereses espurios, secundaron el hallazgo del arqueólogo aficionado Charles Dawson. Se menciona entre ellos al eminente paleontólogo Smith Woodward del Museo Británico; a William Johnson Sollas profesor en la University College, Bristol, en Trinity College (Dublín), y en la Universidad de Oxford, miembro de la Royal Society, y ganador en 1907 de la medalla Wollaston, de la Geological Society. Igualmente, existen teorías diversas que han atribuido la invención a algunos de los hombres más famosos de la época, incluyendo a Arthur Conan Doyle y a Teilhard de Chardin. A pesar del fraude, se ha erigido, por suscripción popular, en el lugar donde se descubrieron los huesos, un monumento honorífico a esos restos.

        En Venezuela, tampoco han faltado poemas, canciones, gigantografías y esculturas populares dedicados a los eslabones rotos con la anuncia de personajes notables, bastante menos que los ingleses, pero que serían mentores de acontecimientos contra el sistema democrático el 27 de Noviembre de 1992, y antes el 4 de Febrero del mismo año. A muchos de ellos se les recuerda igualmente como autores de sucesivas loas a la gesta estudiantil del 21 de Noviembre de  1957, contra una dictadura, a la que deseaban reemplazar por un régimen de libertades, del que se apartaron para impulsar su menoscabo por demás patente en el 2010.



        Josue Fernandez
        EN VENEZUELA AÚN BUSCAN AL ESLABÓN ...(ANUENCIA NO ANUNCIA) .

        DOMINGO 7 / "No es que es si desapruebas..."

        Opinión
        Dom, 14 de Noviembre 2010, 01:12:24

        DOMINGO 7 / "No es qué...¿es si desapruebas?"

         

         

        Según la encuestadora 'imparcial' preferida por los programas nocturnos de Venezolana de Televisión, en nuestro país hay consentimiento con que se 'expropie una empresa que está, por ejemplo, acaparando o maltratando a los trabajadores', aunque sin llegar a especificar cuál sería la condenada a esas acusaciones. 





        Según la encuestadora “imparcial” preferida por los programas nocturnos de Venezolana de Televisión, en nuestro país hay consentimiento con que se “expropie una empresa que está, por ejemplo, acaparando o maltratando a los trabajadores”, aunque sin llegar a especificar cuál sería la condenada a esas acusaciones.
        Tal generalización es inadmisible en un estado de elemental respeto, donde ese tipo de afirmación sólo cabría en los casos de sentencias judiciales previas que justifiquen la afrenta, en todo caso muy precisa. Aquí, basta con la especulación, para complacer al gobierno con la respuesta que desea oír, convirtiéndose quien así lo hace en colaboracionista de la causa que aplaude los desmanes mencionados al principio.
        Da la impresión que, de nada vale la aprobación o desaprobación de las audiencias  consultadas, porque en el momento crucial aparecerá la pregunta  de debajo de la manga: “no es que si desapruebas, es que si quieres que te cuente el cuento del gallo pelón”. O su otra versión, para los mismos fines, “no es que si apruebas, es que si quieres que te cuente el cuento del gallo pelón…”
        Allí se encontraría quizás la única explicación para comprender la afirmación de un 70% de venezolanos que rechazan las expropiaciones, mientras otros estarían de acuerdo aunque no representen un sector significativo de la población, y por lo que se omite su cuantificación para fines públicos.
        Cualquiera que sea la tendencia de opinión pública, la conocida encuestadora siempre halla el  matiz atenuante para justificar arbitrariedades cometidas omitiendo los debidos procesos. “Ladrones”, “acaparadores”, “hambreadores del pueblo”, “explotadores”, es el menudo convertido en Ley  desde el poder ejecutivo para aplicar castigos, desconociendo y usurpando cualquier otra instancia pública que reclame ese derecho.
        Sin embargo, esa forma abusiva de gobernar se omite incluirla como complemento de cualquiera repregunta, para no inducir rechazos indeseados por el diseñador del estudio, tal vez hecho a la medida del contratante.
        Cuando se trata de consultas electorales, las encuestadoras revelan el período del trabajo de campo, por aquello de que las tendencias representarían una fotografía en un momento dado, y no serían proyectables hacia los días, semanas o meses siguientes. Sin embargo, en este capítulo de las arbitrarias expropiaciones se contaría con un comodín que, semana tras semana, frente a un nuevo despojo del patrimonio privado, se reciclaría como respaldo o rechazo a la medida, según el cristal del que la hace y del que la paga –la encuesta por supuesto –.
        Para algunos encuestadores, con apariciones conocidas como showman de la comedia humorística, también le sentaría el papel complementario de guionista, pero de la tragedia continuada que vive el país. Fuera del teatro, ganarían mayor trascendencia con la presentación de resultados sobre cuántas y cuáles empresas de las expropiadas han mejorado su oferta de servicios o productos, así como los beneficios a sus empleados rasos, mayor rentabilidad, y crecientes contribuciones por impuestos pagados. En repregunta complementaria, también hurgaría en la aprobación o desaprobación de la “meritocracia” de la que se burla el gobierno, para sustituirla por su “partidocracia”, en la que nada más tienen cabida quienes confiesan completa adhesión al proceso y a su comandante, descartando sus experiencias o formación académica para el ingreso a la hipertrofiada burocracia promovida por el gobierno venezolano. 

        DOMINGO 7 / Hombre muerde a perro

        Opinión
        Sab, 06 de Noviembre 2010, 22:35:19

        DOMINGO 7 / Hombre muerde a perro

         

        Resulta difícil decir “la verdad” que el gobierno reclama a los medios que carecen de su subvención directa o indirecta, y por lo que justifican una red de propaganda oficialista, cuyo tamaño, derroches presupuestarios, y concentración editorial monotemática, nunca antes se vieron en algún país que respetara las libertades ciudadanas. / JOSUÉ DOMINGO FERNÁNDEZ ALVARADO 




        Son muy pocos a quienes quita el sueño cuán oportuna o veraz puede ser una noticia en la Venezuela de hoy. Es frecuente, por demás, el descubrir la simplificación de los hechos cotidianos en polos monocromáticos, con escasos matices. Así, por un lado, se ha cerrado el paso al escrutinio indispensable de la gestión de los servidores públicos, a cualquier nivel, como lamentable política gubernamental. Por el otro, tales polos están ocasionando la hipertrofia de espacios de opinión, pero con escasa confrontación de ideas, por ausencia real de una de las dos partes, y bastante de descalificaciones.

        El ejercicio del periodismo informativo en Venezuela, como regla con el inciso “ligadito” de sus excepciones, se ha transformado en harto difícil por el restringido acceso a las fuentes, lo cual deja amplio espacio para la imaginación y sus consecuentes elucubraciones o supuestos.

        Como nos decían cuando éramos estudiantes, “noticia es que el hombre muerda al perro” y, con esa premisa, si no se tiene algo definitivo, igual hay que entregar antes del cierre, con los elementos con los que se cuenten al momento, sus indispensables ingredientes de novedad, y la tentación de tomarlos “vengan de donde vengan”, esta última como mala consejera en buen número de casos.

        En esos términos resulta difícil decir “la verdad” que el gobierno reclama a los medios que carecen de su subvención directa o indirecta, y por lo que justifican una red de propaganda oficialista, cuyo tamaño, derroches presupuestarios,  y concentración editorial monotemática, nunca antes se vieron en algún país que respetara las libertades ciudadanas.

        La norma de los gobiernos democráticos, los que brindan los mejores niveles de progreso y de bienestar a la población,  los más apreciados dentro y fuera de sus límites territoriales, es la de dedicar  el mayor esfuerzo de sus funcionarios como servidores públicos, atendiendo problemas y dando soluciones, desde la máxima autoridad,  antes de cualquier ambición por perpetuarse en el poder, disfrutando de privilegios que pertenecen a todos y deben ser direccionado según las necesidades de la gente, sin exclusiones.

        Mientras tanto, para comprender a los periodistas, tal vez a los más “amarillistas”, hace algún tiempo leímos en una guía de “Redacción I”, de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad de Rosario, Argentina, sobre las “características de su oficio con feroz ironía, para escandalizar a nuestros ingenuos interlocutores, se suelen usar frases tales como”:

        · Jamás la verdad podrá arruinarnos una buena nota.
        · ¿Amigos? Un periodista no tiene amigos, tiene contactos.
        · Si no hay muertos, no sirve.
        · ¿Es a favor o en contra?



        DOMINGO 7 / Joropo "Halloween"

        Opinión
        Dom, 31 de Octubre 2010, 05:17:03

        DOMINGO 7 / Joropo "Halloween"

         

        Variantes de "Truco o Trato", "Truco o Treta", "Trato o Treta", Trato o Truco se habrían convertido en inspiración de gritos de hostilidades oficiales en Venezuela, sin esperar noches de "Halloween", como las de este 31 de octubre, en la víspera del día de todos los santos. En la versión joropo, el vocablo "exprópiese" sustituiría a los de truco y treta, mientras la posibilidad del "trato" se mencionaría selectivamente a los que entregarían a cambio su incondicional sumisión. 

         

         
        Variantes de “Truco o Trato”, “Truco o Treta”,  “Trato o Treta”,  Trato o Truco” se habrían convertido en inspiración de gritos de hostilidades oficiales  en Venezuela, sin esperar noches de “Halloween”, como las de este 31 de octubre, en la víspera del día de todos los santos. En la versión joropo, el vocablo “exprópiese”  sustituiría a los de truco y treta, mientras la posibilidad del “trato” se mencionaría selectivamente a los que entregarían a cambio su incondicional sumisión.
        En los países  que conservan la tradición original del “Halloween”, a los pequeños se les ríe la ocurrencia inocente de sus amenazas, convertidas en inofensivos chantajes con la estrofa repetida del principio y sus trajes de terror, que únicamente pueden conjurarse con la rápida entrega de algunas golosinas. A los niños, sólo por esta fecha del año, se les permite creer que son muy malos porque, según la usanza, esa sería su protección contra los espíritus verdaderamente malignos en su momento de mayores estragos al inicio de la estación oscura.
        En el concepto venezolano del Halloween se habría mantenido la base de esa inmadurez  que nada más se justifica en niños, y su conocida falta de piedad por desconocimiento de las consecuencias reales de sus actos, ambas atenuantes sólo cuando se trata de culpar a los menores. El manejo de la prenda requerida se hace aquí diferente, pues el “truco” o la “treta” no se sugieren, sino que se cobran por anticipado para averiguar después, y por lo tanto se omite la opción de conjurarlos mediante la entrega voluntaria de algún equivalente a las golosinas.
        Peor todavía, la duración de la licencia de un día para perturbar a la gente, por acomodos legales internos, írritos cada vez más, se ha extendido indefinidamente, sin freno alguno y complicidad generalizada de otros poderes públicos, obviando la Constitución Nacional, la cual prohíbe los abusos que lesionan las garantías cívicas allí registradas, y éstos también aguardarían,  por ahora, para ser juzgados como delitos.
        Es bien conocido que el personaje central de la celebración de Halloween en el mundo es “Jack el de la linterna”, según la leyenda, un granjero que engañaba y mentía a sus vecinos y amigos. Al mismo diablo, que vino varias veces por él para llevarlo al infierno, lo engaño primero retándolo a convertirse en moneda que luego guardó en su bolsillo junto a la “contra” de un crucifijo de plata. Luego lo hizo prisionero de un manzano donde tallo una cruz, y la segunda vez logró un pacto para no ser molestado en diez años, ni tampoco que su alma fuera reclamada para las ollas del fuego eterno.
        El cuento del destino final de “Jack el de la linterna” es que: “tras morir (mucho antes de esos diez años pactados), Jack se preparaba para ir al cielo pero fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, siendo enviado al Infierno. Para su desgracia allí tampoco podían aceptarlo debido al trato que había realizado con el Diablo, y éste le expulsó de su reino y le condenó a deambular por los caminos con un nabo hueco con un carbón ardiendo dentro como única luz que guiara su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal..

        Componentes de la Comunicación Corporativa

        Autor: Josué D. Fernández, Caracas, 2012 

        DOMINGO 7 / ¡Es al revés!

        Opinión
        Dom, 24 de Octubre 2010, 05:51:40

        DOMINGO 7 / ¡Es al revés!

         

         

        Tenemos tanto tiempo dando tantas vueltas de la izquierda a la derecha, y al revés, por giros reales o supuestos, que ya es raro conseguir a quien se mantenga en pie.

         



        Tenemos tanto tiempo dando tantas vueltas de la izquierda a la derecha, y al revés, por giros reales o supuestos, que ya  es raro conseguir a quien se mantenga en pie, sin dolores de cabeza y mareos, y  poco desorientado. Como vendados antes de romper la piñata, obligados a dar  cortas vueltas, esa situación la complican más los fanáticos, quienes según definición atribuida a Winston Churchill,  sería “alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema." A provocación infinita, paciencia infinita, no queda otra.

        Es difícil seguir lo cotidiano sin riesgos de ser afectado severamente, por las peroratas que daría igual leerlas de adelante hacia atrás, o lo contrario. Son comodines que justificarían con retórica vacía cualquier acción equivocada que no se desee reconocer como tal, o los aciertos de otro que haga falta descalificar. “La derecha apátrida está hundiendo al país” ó  “La izquierda trasnochada es de los golpistas frustrados”, dos oraciones de sujetos intercambiables, para adoctrinamiento de tontos.

        Ese cuento se repite una y otra vez, en cadenas, o fuera de ellas, transformado en una especie de espiral sinfín de “"Átale, demoníaco Caín, o me delata", “Adán y raza, azar y nada", u otros como "Salta Lenin el atlas" o "Amigo no gima"; éstas, originales recreaciones del escritor Julio Cortazar, para el sano entretenimiento de la mente, y del espíritu. Las desviaciones venezolanas, para el envenenamiento de las almas.

        Pero, todo lo contrario, de regreso a la decadente realidad actual, entre los libros manoseados, hacia delante y hacia atrás, está el más leído de todos los tiempos, “La Biblia”, la cual tiene este mes de Octubre como de dedicación especial para los católicos, y cuyos contenidos han servido como citas para darle dirección diestra o siniestra  a la sustancia que nos impone el discurso oficial.

        Desde hace algún tiempo, en “Aporrea”, como supuesta razón de lo que vivimos ahora, se puede encontrar “para todos los que despotrican diciendo que (el Presidente de la República) está dividiendo a Venezuela”, una cita ilustrativa  del libro de Lucas, de los cuales destaca, sobre  prédicas del  hijo de Dios sobre la Tierra para la divulgación de su doctrina del Cristianismo:

        Lucas12:51al53

        51 ¿Creéis que estoy aquí para dar paz a la tierra? No, os lo aseguro, sino división.

        Como contraparte, he recibido por correo electrónico el pasaje bíblico  titulado “Las injusticias de los poderosos causarán la ruina”, en el capítulo 2 del libro de Miqueas, en el que se puede leer el castigo que recibirían: “3: Por eso así habla Yavé: “He aquí que yo proyecto un mal contra esta ralea, del cual no podréis sustraer vuestro cuello. No andaréis más con altivez porque será un tiempo de desgracia”. Aquel día se dirá sobre vosotros un proverbio, se cantará una elegía y se dirá:” ¡Estamos despojados de todo!”…

        Citas descontextualizadas o no, quizás simples manipulaciones para unos y otros, vale la pena recordar como cierre otra sentencia imputada a Churchill: “¡No te rías de la tontería de los demás! Puede representar una oportunidad para ti.