Capítulos

11 de febrero de 2011

Un libro fuera de serie

RICARDO GIL OTAIZA |  EL UNIVERSAL
jueves 10 de febrero de 2011  09:29 AM

Acaba de ser reeditada por la estupenda editorial española Anagrama (en su Colección Compactos) la obra maestra del autor francés Pierre Bayard: Cómo hablar de los libros que no se han leído (2011). De entrada les digo que su lectura ha significado para mí un mazazo contundente, que de alguna manera echa por tierra (al menos eso intenta la obra) la idea de la lectura como única fuente del conocimiento libresco. Pero es que la noción misma de "lectura", a partir de este revelador ensayo, cambia de perspectivas, para entrar en un nuevo mundo de interpretaciones que bien valdría la pena analizar a la luz del complejo mundo de los libros y de la relación autor-lector.

Después de esta lectura, los lectores ya no somos los mismos, porque de alguna manera se orada lo que hasta ahora teníamos como seguro en el mundo de los libros, y se avizoran nuevos espacios para el disfrute de esta actividad, pero siempre bajo la premisa del reacomodo de paradigmas. Si hasta hoy para los lectores y escritores de mi generación, Borges representa un icono de la intelectualidad y un ejemplo a seguir frente al inmenso mundo de los libros y la lectura, Bayard logra sembrar en nosotros una duda si se quiere "iconoclasta", para ubicarnos en un contexto en el que la lectura como mecanismo para acercarse a los libros y hacerse de una "cultura", es visto bajo otro prisma, es puesto entrecomillas, es analizado desde otro ángulo no menos novedoso y atractivo.

El ensayista y académico no tiene reparos en proponernos saltos de talanquera, que nos permitan hacer frente -con cierta dignidad- a situaciones intelectuales comprometedoras. Para ello, echa mano de diversos ejemplos de autores clásicos y de algunos personajes literarios, para ilustrarnos y estar enterados de lo que nos propone una obra determinada. El libro de Bayard está dividido en tres partes: Maneras de no leer, Situaciones de discurso y Conductas que conviene adoptar. Cada "parte" está subdividida a su vez en capítulos, que se inician con un epígrafe que nos resume lo que será expuesto y analizado. Veamos como ejemplo los capítulos y epígrafes que se nos muestran en la primera parte (Maneras de no leer). En el 1º, Los libros que no se conocen, nos dice el epígrafe: "Donde el lector comprobará que no importa tanto leer tal o cual libro, lo cual constituye una pérdida de tiempo, como tener sobre la totalidad de los libros eso que un personaje de Musil denomina una visión de conjunto". En el 2º, Los libros que se han hojeado, el epígrafe expresa: "Donde se comprueba, con Valéry, que es suficiente con haber hojeado un libro para consagrarle todo un artículo y que incluso sería inconveniente, para ciertos libros, proceder de un modo distinto". En el 3º, Los libros de los que se ha oído hablar, el epígrafe nos dice: "Donde Umberto Eco demuestra que no es necesario haber tenido un libro en las manos para hablar de él en detalle, a condición de escuchar y leer lo que los otros lectores dicen a su respecto". En el 4º, Los libros que se han olvidado, el epígrafe señala: "Donde se plantea, con Montaigne, la cuestión de saber si un libro que se ha leído y se ha olvidado por completo, y del que incluso hemos olvidado que se ha leído, es aún un libro que se ha leído".

De entrada cada epígrafe podría parecer traído de los cabellos, desproporcionado, sin embargo, en la medida en que el ensayista va introduciendo sus argumentos, vemos cómo las normales reticencias se van al suelo, para quedar a merced de la contundencia de situaciones que entrarían en el campo de las denominadas perogrulladas, y que no habíamos percibido al estar sumidos en la cultura de lo libresco y de la lectura tradicional.

Al final del ensayo (de este libro fuera de serie), y a modo de corolario, nos queda la certeza de haber entrado en una nueva dimensión, hasta el punto de aceptar con el autor, que se requiere una evolución psicológica "que implica una transformación profunda de nuestra relación con los libros".

rigilo99@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario